Comunicados

Diferencias entre coches de ocasión y de segunda mano

Diferencias entre coches de ocasión y de segunda mano

Publicado: 29 de junio de 2018 08:40 (GTM+2)

Aunque son conceptos similares, existe una clara diferencia entre los coches de ocasión y coches usados. Aquí conocerás las diferencias entre ambos términos, lo que te podría ayudar a la hora de adquirir un vehículo.

Los coches de ocasion o vehículos de ocasión también pueden ser considerados coches de segunda mano. Pero no son exactamente lo mismo. En todo caso, ambos son vehículos que ya tienen cierto kilometraje recorrido.

Diferencias entre ambos términos

Es muy fácil diferenciar los coches de ocasión y los de segunda mano. Veamos las definiciones de ambos términos:

Coches de segunda mano: estos son los vehículos que han pasado por varios dueños y tienen una buena cantidad de kilometraje recorrido. Cualquier automóvil que no compres directamente en el concesionario, sino que lo venda un particular, puede ser considerado un vehículo usado.

Coches de ocasión: son seminuevos que por lo general han tenido un único dueño. También pueden ser vehículos operados por empresas de leasing. Generalmente, para que un automóvil sea considerado de ocasión debe tener un kilometraje inferior a los 15.000 km.

¿Cuál es la mejor opción para adquirir un coche?

Evidentemente, un coche que acumule una menor cantidad de kilómetros recorridos es una mejor opción de compra, siempre que el vehículo se encuentre en perfectas condiciones.

Debes estar muy atento cuando decidas comprar un coche de ocasión, debido a que algunos concesionarios ofrecen vehículos bajo este título, pero cuando echas un vistazo a su kilometraje ya ha superado los 50.000 km. Un coche con este recorrido debe ser considerado de segunda mano, aunque haya tenido un solo dueño.

¿Qué es leasing?

Muchos de los automóviles que son ofrecidos como de ocasión provienen de compañías de leasing. El leasing es un modelo similar al alquiler de automóviles, en el que alquilas un vehículo por un período de tiempo acordado (generalmente entre dos y cinco años), con una tarifa fija. Tienes total libertad de elección sobre la marca, el modelo y las especificaciones del coche, como el color, acabado, etc.

El contrato está diseñado específicamente para ti en términos del kilometraje anual estimado, la duración del acuerdo y cómo deseas realizar los pagos. El coste total del leasing se calcula en función de varios factores: el valor del automóvil, el coste estimado del auto al final del leasing, el límite de kilometraje y la duración del contrato.

Ventajas del leasing

Muchos fabricantes de coches y concesionarios están practicando el modelo del leasing con vehículos de ocasión. Puede ser una opción muy interesante para las personas que no están interesadas en adquirir un vehículo, sino que prefieren alquilarlo durante algunos años.

Si has llegado a una nueva ciudad por motivos laborales, y tienes planeado permanecer allí solo durante un par de años, puede ser muy conveniente la figura del leasing. Es simple: cuando termine tu estancia en ese lugar debes devolver el coche a la agencia.

El leasing también ha permitido que las personas conduzcan el auto de sus sueños, debido a que no tienen que pagar el coste total del vehículo sino únicamente la tarifa mensual.

Por lo general, los vehículos ofrecidos en leasing son alquilados durante dos períodos de 2 a 5 años cada uno. El segundo período de alquiler suele ser más económico, ya que el coche tiene más kilometraje pero sigue siendo un vehículo en perfectas condiciones.

Cuando el automóvil ha sido usado durante dos contratos, el fabricante puede ofrecerle al último dueño la posibilidad de adquirir el vehículo, realizando el descuento de la cantidad total que abonó mes a mes.

Es un método muy práctico, ya que si el conductor se enamoró del automóvil durante el tiempo de leasing tiene la posibilidad de comprarlo. Pero no es obligatorio. De hecho, el leasing debe ser asumido como un contrato de alquiler a largo plazo, pero en ningún caso el cliente está obligado a comprar el auto.

El mercado de coches de segunda mano y de ocasión es enorme. Puedes encontrar el auto de tus sueños a un precio mucho menor del que tienen los concesionarios.

Antes de adquirir un coche usado verifica que se encuentre en perfectas condiciones y, preferiblemente, que no haya pasado por más de dos dueños. Comprar un auto es una gran decisión que no debe ser tomada a la ligera.