La Unión Europea se traga casi todas las exigencias del xenófobo Gobierno Italiano

Los 28 han alcanzado un preocupante acuerdo sobre inmigración tras una reunión que se alargó hasta bien entrada la madrugada

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, ha informado esta madrugada a través de Twitter de que durante la cumbre celebrada esta madrugada en Bruselas los 28 líderes de la Unión Europea han llegado a diferentes acuerdos sobre inmigración que en la práctica supone asumir los deseos del los gobiernos xenófobos de Italia o Hungría.

La declaración se produce después de casi diez horas de tensa deliberación por parte de los participantes de la cumbre sobre la cuestión migratoria.

El nuevo primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, bloqueó inicialmente todos los acuerdos en la cumbre de la UE con el objetivo de presionar a otros líderes europeos para que incluyeran sus demandas sobre la inmigración en las conclusiones finales.

Presionados por las preocupaciones de Italia, eventualmente los 28 líderes acordaron reformar el sistema de asilo por consenso e incluir una cláusula sobre el alojamiento de emigrantes en los países de la UE de forma voluntaria, según el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki.

Parte del acuerdo da a Italia y Grecia opciones para establecer centros de inmigrantes en su territorio si así lo desean, según ha revelado el canciller de Austria, Sebastian Kurz, citado por Reuters.

Las conversaciones también incluyeron un acuerdo para aumentar la seguridad fronteriza y acelerar el proceso de manejo del derecho a asilo del solicitante y de extradición de quienes no reúnen los requisitos para poder solicitarlo. Según los informes, también los Estados miembros de la UE acordaron la adopción de una demanda clave de Italia para revisar las reglas de distribución de emigrantes cuando el país del puerto de entrada ya no puede acoger más inmigrantes.

Los comentarios están cerrados.