Madrid: del medioevo a la Movida madrileña

Madrid, además de ser la capital del país tiene una larga y rica trayectoria histórica y cultural. La ciudad vibrante y cosmopolita que es hoy, formó parte del  mundo árabe hasta el año 1083, cuando Alfonso VI de Castilla logra conquistarla.

El primer dato histórico de la ciudad es del año 865, momento en que el emir Muhammed I decidió construir una alcazaba en “Mayrit”, en las orillas del río Manzanares. El significado de Mayrit en árabe es “abundancia de ríos de agua”. Más tarde y durante los siglos XVI y XVII Madrid fue capital de un gran imperio, de manos de los Austrias.

Pero fue a partir del año 1701 cuando Felipe V, el primer Borbón de España, llegó a Madrid, y emprendió un sinfín de reformas urbanísticas para adaptar la imagen de la ciudad al gusto de las cortes europeas, que la ciudad se convirtió en lo que es hoy día. Las fuentes, jardines, arcos monumentales y el Palacio Real forman parte de todas esas reformas para embellecer la ciudad.

El famoso Palacio del Buen Retiro, que fue levantado bajo la corte de Felipe IV, fue el primer paso para convertir esta parte de Madrid en la zona más elegante de la capital, que ahora puedes visitar con los tours gratis en Madrid que recorren toda la ciudad. Pero fue con la llegada de la nueva dinastía, en el siglo XVIII, cuando el Prado y el resto de Madrid alcanzaran la monumentalidad y esplendor que los caracterizan.

Desde entonces y hasta la actualidad Madrid se ha ido transformando en una ciudad europea que destaca sobre todo por su enorme oferta cultural, además de por la arquitectura, museos y edificios históricos que atesora.

La Movida madrileña, un fenómeno musical y cultural único

A comienzos de los años 80, el barrio de Malasaña se convirtió en el epicentro de la Movida, un fenómeno que cambió definitivamente la imagen de Madrid. El 9 de febrero de 1980 se celebró en la Escuela de Caminos de Madrid un concierto homenaje a Canito, que era el batería del grupo Tos y había fallecido en un accidente de tráfico.

En ese concierto participaron grupos emblemáticos como Tos, Nacha Pop, Mermelada, Paraíso, Alaska y los Pegamoides, Los Rebeldes, Trastos, Mario Tenia y los Solitarios. El concierto fue retransmitido en TVE y el éxito fue tal que al poco tiempo todos los grupos habían firmado un contrato con una discográfica.

De esta forma nació la Movida, aunque aún no se la llamaba de este modo, pero que se caracterizó por una nueva forma de expresión, tanto verbal como estética, con un carácter innovador y de libertad. Todo un revulsivo que rompía con la represión de la época franquista y traía nuevos aires a la ciudad y de ahí a todo el país.

Este nuevo movimiento social y cultural se propaga rápidamente a través de salas de conciertos, fiestas y reuniones privadas y también en las inauguraciones de las galerías de arte. De esta forma, músicos, pintores, fotógrafos, cineastas y seguidores van conformando una escena artística multidisciplinar.

Dentro de las referencias culturales españolas, los seguidores que van desde Picasso a Panero pasando por Sara Montiel, que a su vez se mezclan con Warhol, el cine de John Waters, el glam rock, el punk y The Rocky Horror Picture Show. Todo esto es la Movida madrileña, un batiburrillo de disciplinas artísticas donde lo extravagante triunfa.

Dentro del movimiento de la Movida, la parte más conocida es la musical. Muchos grupos de la época se han vuelto míticos, como el caso de kaka de Luxe, de donde saldrían Alaska y los Pegamoides, o Zombies y Paraíso. También los famosos Radio Futura, Aviador Dro, Las Chinas, La Mode, Gabinete Caligari, Parálisis Permanente y Rubi y los Casinos, que dieron vida a una escena musical ligada siempre a otras disciplinas artísticas.

A partir de ese momento, Madrid despegó como centro neurálgico de la cultura, siendo el comienzo de la infinidad de conciertos, obras de teatro, musicales y demás eventos culturales que arrasan hoy en la ciudad.

Pero además de cultura, la capital madrileña también es un importante centro de negocios, donde se celebran todo tipo de congresos internacionales de las más variadas disciplinas, y a donde acuden cada día millones de personas de todo el mundo. En este sentido, la ciudad acoge cada año multitud de ferias de todos los sectores: Alimentación, Arte, Hosteleria, Salud, Moda, Tecnología, Ocio, Deportes, Educación, etc.

Madrid es una ciudad en constante evolución que se adapta a una velocidad vertiginosa a todo lo nuevo, eso sí, siempre conservando ese espíritu castizo que la caracteriza. Una ciudad que tiene lugares para todos los gustos, desde los más tradicionales a los más vanguardistas, y donde el bullir del día a día de sus ciudadanos la convierten en un hormiguero que nunca duerme.

Los comentarios están cerrados.