Susana Díaz no quiere hablar del pago en el puticlub y otros escándalos de la Faffe

La jefa de la organización PSOE-A no va a dar explicaciones ante los andaluces en el Parlamento y no quiere tampoco que haya una comisión de investigación

La organización PSOE-A que dirige la señora Díaz no quiere una comisión de investigación del Parlamento andaluz sobre la fundación del pago en el puticlub, de los cientos de enchufados, de las tarjetas ‘black’, de las 13 cajas ‘b’, de los contratos millonarios a los cuñados, de los sueldazos de 80.000 euros, del pufo de 50 millones de euros sin justificar, del gasto en clubs de lujo, o del uso del 80% del presupuesto para parados, que era de 330 millones de euros, en pagarse sueldos a sí mismos.

La organización que tiene el poder en Andalucía desde hace 37 años no quiere que los andaluces vean una investigación de sus diputados sobre la Faffe, la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, una parte de a gigantesca administración paralela creada por el PSOE-A.

Lo ha dicho, Mario Jiménez, cuya hermana recibió 19 millones de euros públicos en sus empresas otorgados por su pareja que es el presidente de la Diputación de Huelva.

Mario Jiménez, que fue exvicepresidente de Cajasol a pesar de no tener estudios superiores ni experiencia laboral en la banca (no la ha doblado en su vida en el sector privado) ha dicho que la organización PSOE-A no quiere que lo investigue el Parlamento andaluz.

Según informa ABC, Carmen Crespo, portavoz del Partido Popular andaluz, ha declarado lo siguiente al respecto en rueda de prensa: “Los andaluces quieren y tienen derecho a saber en qué se ha gastado el dinero que tenía que haber ido destinado al desempleo. (…) Queremos saber qué altos cargos estaban en el club de alterne la noche en la que se gastaron los 14.737 euros, en qué se basó este pago con cargo a la tarjeta, si existían más tarjetas de crédito y si esto era lo habitual”.

Crespo ha remarcado que hay indicios claros de “enchufismo y clientelismo” y que el ente era “una agencia de colocación en toda regla al servicio de los socialistas” donde se apropiaron de tareas propias de funcionarios de carrera “para huir del derecho administrativo y del control de legalidad que ejercen los funcionarios públicos”.

Sin embargo, la señora Díaz no va a dar explicaciones parlamentarias ante los andaluces en el Parlamento porque se va a ver a los reyes a Bailén (Jaén) y luego vienen las vacaciones así que de este asunto no tendrá que decir una palabra ante los diputados, al menos hasta septiembre.

Ante esta situación, Teresa Rodríguez, coordinadora general de Podemos Andalucía ha denunciado que “no es de recibo” que la señora Díaz no vaya a dar explicaciones del “escándalo” ante los andaluces en el Parlamento, lo que refleja según ella que la Junta no ha existido nunca la intención de poner “un punto y aparte o una verdadera voluntad de purgarse a sí misma” ya que “la lealtad se debe más al propio partido que a la ciudadanía andaluza y, en este caso, a los desempleados”.

Los comentarios están cerrados.