Del periodismo a la basura: MYHYV

La sustitución de "Las mañanas de Cuatro" por un programa para lerdos

Hace unas semanas la televisión española puso un nuevo clavo en el ataúd del periodismo de calidad. Las Mañanas de Cuatro fue brutalmente sustituida por uno de los programas más vomitivos y denigrantes de la parrilla: Mujeres y Hombres y Viceversa (MYHYV).

MYHYV es aquel programa en el que una panda de vigoréxicos y analfabetos compiten por terminar siendo la pareja de un o una tronista que es pretendida. Las discusiones dentro de este patético programa no tratan sobre la actualidad política, los entresijos del amor o las diferencias entre Platón y los Sofistas (bueno, para estos individuos los sofistas son los seguidores de Sofía, una exconcursante del programa de Telecinco “Supervivientes”). Las discusiones en este programa se centran en quién se ha exhibido más para conquistar al pretendido o en si X le dio un beso a Y en una cita. Nos ofrecen una especie de corral de ignorancia y cuerpos normativos que es camuflado como amor.

Las Mañanas de Cuatro ofrecía una visión real e imparcial de la vida política y social de España. Era de los pocos programas que seguía con rigor la actualidad y la contaba de manera clara y directa. Se ve que la verdad no gusta y no da un buen porcentaje de share.

Son tiempos difíciles para el periodismo con mayúsculas y sin complejos. Episodios tan tristes como el asesinato de Las Mañanas de Cuatro y el alzamiento del impostor que ha ocupado su lugar ponen de manifiesto una crisis profunda en la calidad de la televisión que vemos.

El hecho de que después de diez largos años en antena MYHYV haya sido desterrado de Telecinco podría indicarnos que es el principio de su fin. Esperemos que así sea por el bien de la salud televisiva de este país.

Por Eduardo Mancilla Pérez. Estudiante de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Madrid.

Los comentarios están cerrados.