Internacional

Israel evacua de Siria a los Cascos Blancos, estafadores mediáticos financiados por Reino Unido y EEUU

Israel evacua de Siria a los Cascos Blancos, estafadores mediáticos financiados por Reino Unido y EEUU

Publicado: 23 de julio de 2018 09:38 (GTM+2)

Theresa May y Hillary Clinton

Theresa May y Hillary Clinton

Reino Unido, EEUU y Canadá han pedido a Israel que saque a los miembros de la organización Cascos Blancos de Siria.

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel ha asegurado que varios líderes de la OTAN le pidieron ayuda para “la evacuación de los miembros de los Cascos Blancos de Siria. (...) Estas personas se encuentran en peligro, y por eso accedí a que se llevara a cabo su traslado a través de Israel hacia un tercer país como gesto humanitario”.

El domingo, Israel ha confirmado que ha evacuado a cientos de miembros de esta organización ( 422 “voluntarios” )que operaba tan solo en zonas controladas por los “rebeldes moderados” y los terroristas del frente Al Nusra (Al Qaeda en Siria).

Estos supuestos voluntarios se han visto envuelto en fake news, y vídeos que demuestran sus representaciones teatrales de bombardeos con “armas químicas” que nunca existieron y que sin embargo daban la vuelta al mundo como noticias verdaderas justificando ataques de la OTAN al gobierno de la República Árabe Siria.

He aquí una de sus representaciones teatrales que los medios difunden como verdaderas:

Otro ejemplo:

Jordania ha dado asilo temporal a estos “voluntarios” financiados por Reino Unido y EEUU (durante la era Barack Obama-Hillary Clinton) y entrenados por un ex miembro de los cuerpos especiales británicos (SAS). Tienen asegurado el asilo en estos dos países además de Canadá, Holanda y Alemania.

Esta organización fue creada por James le Mesurier, exoficial del Ejército británico a finales de 2012 que los entrenó en Esmirna (Turquía) a estos “defensores civiles”.

Más tarde se llamaron Defensa Civil Siria y han estado presentes en ejecuciones públicas realizadas por parte de los terroristas de soldados sirios e involucrados incluso en la captura de ellos.

Los cascos blancos reciben donaciones multimillonarias de la USAID, la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional, así como de Reino Unido o de organizaciones de George Soros.

Sus mascaradas y fake news han sido descubiertas en varias ocasiones. La más sonada, y silenciada por los principales medios de comunicación, era la representación teatral de un supuesto ataque químico asustando a niños, médicos y familias mientras grababan su vídeo difundido a escala planetaria. Todo esta mentira, los Cascos Blancos no se vieron afectados tampoco ni llevaban protección ante el supuesto ataque químico, fue preparada al parecer por Reino Unido que conocía la hora de un ataque de Yaish al Islam (el Ejército del Islam).

Rusia los ha denunciado como estafadores mediáticos en varias ocasiones que apoyan el discurso de las "armas de destrucción masiva" que sirvió para destruir Iraq y ahora Siria.

Varios victimas de este supuesto ataque químico, así como médicos y enfermeras que aparecen en el vídeo de los Cascos Blancos declararon en La Haya ante la sede de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y allí detallaron que no hubo armas químicas y que todo era un montaje de los Cascos Blancos.

De hecho, han sido hallados agentes químicos en Siria en poder de los terroristas procedentes de Reino Unido y Alemania que la ONU se ha negado a investigar.

Según detalla la web voltairenet.org, Donald Trump ha ordenado sacar a todo el personal vinculado a la OTAN que esté en Siria. A su vez, el pasado 11 de julio, en la reunión de la organización militar atlántica, Reino Unido pidió a sus socios la evacuación de estos “voluntarios” que han tenido hasta un documental premiado por Hollywood con un Óscar y difundido por Netflix.

Enlazamos una serie de vídeos sobre las 'actuaciones' de los Cascos Blancos: