Comunicados

Llega el verano, y con él la obsesión por la imagen

Llega el verano, y con él la obsesión por la imagen

Publicado: 25 de julio de 2018 07:52 (GTM+2)

Con la llegada del verano llega esa preocupación por la imagen. Aunque titulemos con la palabra obsesión, no es correcto hablar de obsesión, pues tras esa concepto se esconde una carga peyorativa que tiene que ver con problemas como la tanorexia o ciertos trastornos alimenticios.

Mostrarse interesados por la propia imagen personal es algo positivo, pues esto es sinónimo de que existe interés por la salud personal. En la actualidad estamos muy influenciados y en la publicidad vemos constantemente anuncios sobre cosméticos, medicamentos para perder peso y suplementos para alcanzar una mejor condición física.

Dieta sana y ejercicio físico, las claves para alcanzar una buena imagen y un buen estado de salud

Los pasos a seguir para conseguir una buena imagen y una condición saludable son conocidos por todos, consisten básicamente en seguir una dieta completa, sana y equilibrada y realizar actividad física de manera periódica y frecuente.

Si atendemos exclusivamente al apartado de la imagen, el periodo más importante para llegar al verano en una buena condición física y en buena línea es lo que muchos conocen como “operación verano”, es decir, atender a estos aspectos de manera más concienzuda unos meses antes del periodo estival.

Cuando llega la primavera, iniciar una dieta que sea completa pero baja en calorías y aumentar la carga de trabajo físico. Es especialmente significativo este proceso en esta época del año porque es cuando más apetece mostrarse ante el mundo con ropas más frescas y enseñar un poco de carne.

Mucha gente acude al gimnasio o a correr por la calle si opta por el running como actividad física, pero también son muchas las personas que apuestan por una cinta de correr casera. Se trata de una forma de ejercitarse en casa muy cómoda, pues no requiere tener que desplazarse. En el mercados existen muchos modelos de cinta de correr para el hogar, y en la web GimnasioCasero.com podemos consultar algunos de estos modelos.

Una tercera idea en esta preocupación por la imagen para por los cosméticos y los productos de belleza. Constantemente aparecen nuevos productos naturales que se anuncian como milagrosos y que tienen propiedades muy interesantes para la salud.

Uno de estos productos es el aceite de coco. Para conocer algunas propiedades de este producto, una opción es visitar aceitesyesencias.com, el mejor blog de aceites esenciales. En el caso del coco, este producto es interesante porque favorece el cuidado de tu cuerpo de forma natural.

El aceite de coco actúa como hidratante natural. A diferencia de otras cremas hidratantes, con gran contenido en agua, el aceite de coco no se evapora con tanta facilidad. Las propiedades del coco humectan, suavizan y, de paso, ayudan a eliminar las células muertas. A esto hay que sumar que es exfoliante para el rostro. Sus propiedades no cesan ahí, pues es un producto acondicionador para el cabello, hidrata los labios resecos y en casos de pérdida contundente de peso, previene las estrías. Para esto último, hay que aplicarlo todas las noches antes de acostarse.

La alopecia masculina, no solo las mujeres se preocupan por su imagen

Cuando se habla de preocupación por la imagen, se tiende a generalizar y creer que esto es algo que ocupa únicamente a las mujeres. Esto no es así, son muchos los hombres los que muestran interés por su imagen y algo que preocupa mucho es la caída prematura del pelo.

En la alopecia masculina intervienen factores como la genética, que es el fundamental, pero también el estrés, la ingesta de ciertos medicamentos o los efectos de algunos hábitos. Las hormonas masculinas son otra razón que explica la alopecia, de ahí que la dieta sea muy importante para evitar esta situación.

No existe una edad a partir de la cual los hombres comienzan a perder pelo, pero de forma indicativa, pero es desde los 35 años cuando buena parte de la población masculina experimentan caída de cabello en algún grado, y ya en la mediana edad, cuando se sobrepasan los 50 años, un 85% de los hombres tienen un cabello significativamente más fino y una cabeza más o menos despoblada.

Especialmente preocupante es la alopecia prematura, que comienza sobrepasados los 20 años. Una dieta desequilibrada y pobre en nutrientes no hace más que potenciar esos otros factores hereditarios o de estrés que aceleran la pérdida prematura de cabello.

Existen muchas fórmulas para ralentizar esta caída del pelo. Una de ellas es acudir a medicamentos como finasteride, que se usa para tratar la escasez gradual de cabello en la cabeza hasta hacer crecer de nuevo el pelo. Aunque no es un medicamento peligroso, debemos atender en algunos casos a los posibles efectos secundarios, que afectan a entre el 5 y el 10% de la población.

Adelgazar adquiriendo una dieta vegetariana

Si antes hablábamos del ejercicio físico como una de las claves para alcanzar una mejor imagen y silueta, la otra es la de la dieta. Es aconsejable seguir una dieta completa y equilibrada, pero sobre todo reducir el consumo de carne, porque son alimentos muy insostenibles con el medio ambiente.

Por esta razón, mucha gente está optando por pasarse a una dieta vegetariana o semivegetariana. Sin embargo, no consumir carne y pescado no siempre es sinónimo de perder peso, pues la renuncia a esos alimentos proteicos se suple en muchos casos con exceso de otros productos muy grasos, como son los lácteos y derivados. Por esta razón, siempre es aconsejable dejarse guiar por los consejos de un nutricionista.

Para que una dieta vegetariana ayude a perder peso, las legumbres y la avena son imprescindibles. En el primer caso aportan esa carencia de vitaminas de otros productos vegetales, además son fuentes importantes de micronutrientes como calcio, hierro o potasio. La avena es interesante porque es uno de los alimentos que más sacian, y se pueden combinar con frutas para calmar esa sensación de apetito y de tomar alimentos dulces.

Los frutos secos aportan proteínas y grasas saludables, pero son muy calóricos, y por supuesto es vital tomar a diario verduras y hortalizas. En caso de no consumir suficientes proteínas, los derivados de la soja, la quinoa y las algas son alimentos muy a tener en cuenta para conseguir el propósito.