Nueva exterminio de ballenas y delfines pasados a cuchillo en Dinamarca

Dinamarca ha vuelto a realizar una sangrienta matanza de ballenas en las islas Feroe. Cada verano, los habitantes de estas islas realizan el ‘Grindadráp’ llevando a cientos de delfines y ballenas piloto hasta las playas donde estos animales son arponeados y acuchillados a placer.  Adultos y niños participan juntos en esta masacre que ocurre en la bahía de Sandavágur, en la isla de Vágar.

Además, según apuntan los expertos, la contaminación de las aguas lleva a que la carne obtenida sea tirada a la basura por lo que esta tradición de siglos no tiene siquiera un fin alimenticio.

En el exterminio se llegan a ver mamíferos decapitados que aún se retuercen de dolor junto a niños de cinco años que portan cuchillos.

En agosto, varios activistas de la ONG Sea Sheperd que reivindica la protección de la fauna marina, fueron detenidos por las autoridades locales al protestar por el aniquilamiento programado de 150 ejemplares de ballenas y delfines.

Los comentarios están cerrados.