Opinión

La Ucrania neonazi amiga de McCain persigue a Roger Waters, exlíder de Pink Floyd

La Ucrania neonazi amiga de McCain persigue a Roger Waters, exlíder de Pink Floyd

Publicado: 1 de septiembre de 2018 16:24 (GTM+2)

McCain y el líder neonazi ucraniano Oleh Tiahnybok

McCain y el líder neonazi ucraniano Oleh Tiahnybok

Roger Waters, genio irrepetible de la música, está causando problemas para ciertos gobiernos, servicios de seguridad y medios de propaganda al hablar de forma clara.

Estas fuerzas tan poderosas no se quedan nunca quietas y han reaccionado con acciones exageradas. El gobierno de ultraderecha de Ucrania que surgió tras un golpe de estado alabado por la UE y la OTAN, acaba de considerar a través de sus servicios de inteligencia y seguridad, a Roger Waters como criminal y enemigo nacional por apoyar la anexión de Crimea por Rusia.

El músico que denuncia lo que otros no hacen como la situación en Palestina, la destrucción del medio ambiente o las mentiras de la OTAN en la guerra en Siria, parece estar molestando a los poderosos.

Teniendo en cuenta que el 90% de la población en Crimea es rusa, que pertenece a Rusia desde 1774 y que Ucrania nunca existió durante siglos porque era territorio ruso, austro-húngaro o polaco, algo no se está contando bien desde los medios que están teledirigidos desde más arriba.

Según el gobierno ultra ucraniano, que sigue contando con el apoyo de la UE y la OTAN, Waters es responsable de “propaganda anti-ucraniana, ataques a la integridad territorial de Ucrania y participación en intentos de legalizar la anexión rusa de Crimea”.

Le acusa de declaraciones en entrevistas como que Sebastopol es rusa e importante para los rusos. Si se lee un poco de historia se conocerá que las potencias occidentales siempre vieron como una amenaza para sus intereses geopolíticos que Rusia tuviera acceso al Mar Negro y por tanto al Mediterráneo y por eso querían meter a Ucrania en la UE y en la OTAN contraviniendo los tratados firmados. Por eso Sebastopol y Crimea eran y son tan importantes para Rusia. Por eso Bush y Hillary Clinton organizaron estas cositas.

Además la anexión de Crimea a Ucrania lo hizo Nikita Krushev en 1954, después de una larga noche de fiesta según cuentan. Ucrania, que la CIA intenta decir ahora que existe desde hace siglos, es en verdad Rusia desde la noche de los tiempos. Kiev era tan rusa como Moscú o San Petersburgo desde hace siglos. Ucrania fue creada por la Unión Soviética como un método para expandir las repúblicas socialistas por todo el planeta.

Waters ridiculizó el hecho de culpar a Rusia por el conflicto de Ucrania teniendo en cuenta todo lo que la Unión Europea y la OTAN estaban haciendo bajo cuerda.

El exlíder de la legendaria banda Pink Floyd culpó del conflicto a Victoria Nuland, funcionaria del Departamento de Estado para Europa y Eurasia durante la administración Obama, curiosamente premio Nobel de la Paz.

La agente de Hillary Clinton, que era Secretaria de Estado entonces y ha dirigido las guerras en Libia y Siria, fue grabada cuando ella misma grababa un cambio de régimen en Kiev con el embajador de Estados Unidos en Ucrania días antes de que tuviera lugar en febrero de 2014.

El golpe de estado fue alabado por la Unión Europea y por los medios del mainstream (el imperio). El 96.77% de la población de Crimea votó por pertenecer a Rusia mientras que solo el 2,51% por la opción ucraniana.

Persiguen a Waters porque además ha destapado la mentira de los Cascos Blancos y cómo trabajan para el expolio de una Siria destruida. Todos están en el club de los perseguidores y pronto habrá más gente perseguida.

Hace unas horas, el líder separatista proruso de la República Popula del Donetsk Alexander Zajarchenko ha sido asesinado con un atentado terrorista. A ver si una investigación neutral nos cuenta qué ha pasado.

Se está jugando una partida de ajedrez muy chunga con el beneplácito de los medios y las altas esferas políticas. Se podría llegar con este sucio juego, además de las guerras donde mueren ya cientos de miles de niños, a una confrontación nuclear que nos destruyera a todos, pero de eso mejor no hablar. A ver si Jordi Évole va a Ucrania y nos explica lo que pasa allí después de el desastroso documental que hizo sobre Siria. Esperemos que Soros deje a laSexta hacerlo aunque sea él quien escriba el guión, la tradición manda. Quizás la cadena tenga un hueco entre sus múltiples alabanzas al difunto John McCain, el hombre que susurraba y se reunía con los terroristas de Al Qaeda y a los fundadores de ISIS.

Quizás más que nunca la canción ‘Another Brick in the Wall’ es un grito contra los intentos de unos pocos de aleccionarnos desde arriba, cómo nos quieren controlar. Los medios obedecen a unos amos que están en unos despachos muy lejanos ya que el 90% de la prensa más importante pertenece a seis grandes grupos mediáticos que no quieren que las noticias paren las guerras como ocurrió en Vietnam. Por eso persiguen al genial músico, hoy él, mañana cualquiera de nosotros.

Enlazo uno de los vídeos publicados en Youtube sobre la película 'The Wall' y la canción antes mencionada. Que lo disfruten: