Arabia Saudita afirma que el ataque que causó la muerte de 40 niños es legítimo

La dictadura saudí cambia de postura tras reconocer hace dos días que había sido injustificado

Arabia Saudita ha justificado su ataque al autobús escolar en Yemen provocando la matanza de 40 niños como ‘legítimo’.

Su bombardeo del pasado 9 de agosto causó la muerte de un total de 51 personas y 77 heridos y fue difundido por fin por los medios de comunicación causando una conmoción a nivel internacional.

De hecho, el Gobierno español acaba de cancelar la venta de bombas guiadas a la dictadura saudí que contrató el comerciante de armas Pedro Morenés nombrado curiosamente por M. Rajoy ministro de Defensa.

Tras el ataque la coalición afirmó que había sido legítimo, postura que ha retomado contradiciendo sus declaraciones de hace dos días cuando afirmó que había sido injustificado.

El portavoz dijo que había individuos del movimiento popular Ansarolá dentro del autobús afirmando que él vehículo no era de transporte escolar.

Ansarolá acusó a la coalición de crímenes de guerra y ha criticado la actitud de EEUU por apoyar a la dictadura saudí en su guerra contra Yemen obstaculizando las investigaciones sobre las atrocidades cometidas por Arabia Saudita.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó un informe hace seis días en el que nombra al ataque contra el autobús escolar en Saada y dejó claro que bombardeos de este tipo son son potencialmente crímenes de guerra. El texto además denuncia el férreo bloqueo impuesto por la dictadura saudí al país más pobre del mundo árabe y otras consecuencias de la guerra.

En Yemen han muerto 13.000 personas, muchos de ellos niños, a lo largo del conflicto que dura ya más de tres años.

Los comentarios están cerrados.