Rusia acusa a Estados Unidos de tratar de interferir en sus próximos procesos electorales

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha lanzado una seria advertencia al respecto

El próximo 9 de septiembre se celebrarán en Rusia comicios de diferentes niveles en varias entidades federadas del país y, según ha denunciado la Comisión Electoral Central en dos cartas enviadas a Google, se están convocando llamamientos utilizando la publicidad programática de esta empresa estadounidense para llevar a cabo manifestaciones durante la jornada electoral, algo que está prohibido por la legislación rusa.

“Nos gustaría advertir a las compañías extranjeras, incluida Google, de que proporcionar sus recursos para actividades ilegales en el territorio ruso es inadmisible”, ha anunciado el vicedirector del Servicio Federal ruso para la Supervisión de las Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información y de los Medios de Comunicación, Vadim Subbotin.

Subbotin ha explicado que Google debe dejar de “publicitar y no permitir difundir cualquier información promocional, propaganda y llamamientos a eventos que infringen la ley electoral rusa”. “Sin duda, tiene muchos instrumentos para ello”, ha agregado el vicedirector. Según Subbotin, “decenas de canales especializados de Youtube realizan constantemente campañas masivas con llamados a violar la ley rusa”.

Al mismo tiempo, ha advertido que en caso de no obtener una respuesta de Google, lo considerarán una “injerencia directa en los asuntos internos de Rusia”.

El embajador para encargos especiales del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Andréi Nesterenko, también ha confirmado que Moscú percibe los intentos de EE.UU. de intervenir en sus distintos procesos electorales. “El concepto de soberanía electoral tiene que ser un principio utilizado por todos los Estados civilizados”, ha subrayado el diplomático. Al mismo tiempo, ha informado de que Rusia informará a EE.UU. de que “las acciones de sus medios informativos permiten decir que están cerca de violar la legislación rusa”. “Están a un milímetro de la infracción”, ha añadido Nesterenko.

Los comentarios están cerrados.