Internacional

Las incoherencias de las "pruebas" que apuntan a Rusia por el ataque a los Skripal

Las incoherencias de las "pruebas" que apuntan a Rusia por el ataque a los Skripal

Publicado: 6 de septiembre de 2018 10:11 (GTM+2)

Este miércoles las autoridades del Reino Unido han cursado una orden de detención internacional contra dos ciudadanos rusos a los que acusan de perpetrar el ataque contra el exagente doble de inteligencia Serguéi Skripal y su hija Yulia, ocurrido el pasado 4 de marzo en Salisbury.

Según detalló María Zajárova, portavoz del Ministerio ruso de Exteriores a la cadena Rossiya 1, se han detectado significativas incoherencias en las fotos reveladas por Londres en la que supuestamente se ve a los sospechosos grabados por una cámara de seguridad el día que ocurrió todo.

Según Zajárova, en dos distintas imágenes de los sospechosos –publicadas por Scotland Yard este miércoles y tomadas en el aeropuerto londinense de Gatwick–, se puede apreciar el mismo pasillo y el mismo momento, hasta el milisegundo.

"O la fecha y hora exacta fueron puestas encima de la foto, o los agentes del Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso) aprendieron a caminar simultáneamente, pero sus imágenes han sido tomadas de dos fotos diferentes", aseveró Zajárova.

Además, la portavoz llamó a prestar atención a otras dos imágenes de los sospechosos y resaltó que ambas fotos tienen el mismo fondo, lo que puede significar que fueron tomadas después de su llegada a Londres. De acuerdo con la portavoz, en ese caso los sospechosos tenían que poseer visados británicos.

La portavoz dijo también que Londres se niega a proporcionar otros datos sobre el caso, incluidos los números de pasaporte de los atacantes y sus patronímicos.

Este miércoles, la Justicia británica dio a conocer la identidad de dos ciudadanos rusos a los que acusa de perpetrar el ataque contra el exagente doble de inteligencia Serguéi Skripal y su hija Yulia el pasado 4 de marzo en Salisbury. Los presuntos sospechosos serían Alexánder Petrov y Ruslán Boshírov, aunque las autoridades británicas admiten que esos podrían no ser sus nombres verdaderos.

Por su parte, Moscú respondió que los nombres anunciados "no le suenan de nada" y espera que Londres presente conclusiones "inteligibles" sobre el caso.