Andalucía

La Junta de Andalucía pide al Gobierno poder seguir fabricando armamento para Arabia Saudí

La Junta de Andalucía pide al Gobierno poder seguir fabricando armamento para Arabia Saudí

Publicado: 7 de septiembre de 2018 11:48 (GTM+2)

Susana Díaz en un colegio andaluz abrazando a niños mientras que las armas fabricadas en Andalucía están matando a otros niños en Yemen

Susana Díaz en un colegio andaluz abrazando a niños mientras que las armas fabricadas en Andalucía están matando a otros niños en Yemen

La Junta de Andalucía montó en cólera cuando la ministra de Defensa, Margarita Robles, anunció que paraba la venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí, ante la sospecha de han sido usadas para matar a niños en Yemen, donde la monarquía saudita está perpetrando una matanza día sí y día también.

Esta decisión es meramente simbólica puesto que esas 400 bombas de precisión es una ínfima parte de todo el material militar que España vende a la monarquía amiga de los Borbones pero supone un primer paso junto con la promesa del Ejecutivo de Pedro Sánchez de revisar el resto de contratos firmados durante la etapa de Mariano Rajoy en el poder.

Podemos, por su parte, no pone énfasis en que se pare la venta de armas a Arabia Saudí como una condición irrenunciable en sus negociaciones con el PSOE. En otra etapa sí hizo mucho ruido con este asunto. Desde el equipo de Pablo Iglesias aseguraban que este tema ni siquiera ha llegado a la mesa y no pusieron tampoco especial énfasis. Hay que recordar que el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, se plantó ante su partido y no se opuso a las negociaciones con Arabia Saudí, anteponiendo los intereses laborales de la bahía gaditana, una comarca azotada por el paro y víctima de sucesivas reconversiones industriales.

También el alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, se plantó frente a su partido y antepuso la carga de trabajo a las exigencias de Podemos. Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón enviaron una carta abierta a la compañía pública española Navantia para exigir que se frene la venta de esas cinco fragatas.

También los trabajadores de la factoría de Navantia en San Fernando (Cádiz), tras celebrar una asamblea, salieron en dirección a la carretera CA-33 para cortarla en protesta ante la posible pérdida del contrato con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas. Algunas horas después, despejaron la zona y la carretera volvió a estar operativa para los conductores.

Mientras que la gente con sentido común opina en las redes sociales que las autoridades españolas deben de evitar este tipo de contratos y buscar otras inversiones internacionales que no estén manchadas de sangre para garantizar los puestos de trabajo, Susana Díaz, afirma que "los contratos de Navantia deben garantizarse y mantenerse", aunque luego esos barcos se usen para matar a niños.