Internacional

Jaque de Spotify a las todopoderosas discográficas Universal, Sony y Warner

Jaque de Spotify a las todopoderosas discográficas Universal, Sony y Warner

Publicado: 11 de septiembre de 2018 15:14 (GTM+2)

Las grandes compañías discográficas han sido durante décadas máquinas de explotación de artistas a los que exprimían y casi encarcelaban de por vida con condiciones leoninas.

Hoy , el 80% del negocio lo controlan Universal, Sony y Warner pero Spotify está ofreciendo a la industria una manera de hacer las cosas que está tocando ciertas fibras sensibles entre los despachos de las grandes discográficas.

El año pasado Spotify firmó una serie de acuerdos directos y modestos de licencia con artistas independientes que les permite entrar en la plataforma de música teniendo una relación más beneficiosa para el artista al evitar los contratos de las grandes compañías de siempre.

Esto supone una amenaza potencial para Universal, Sony y Warner ya que a la larga podría revolucionar la industria de la música de forma radical.

Según publica elobservador.com la compañía está firmando acuerdos con pagos adelantados con artistas y sus representantes de forma que tanto los novatos verán su música publicada así como los veteranos podrían recuperar el control de sus viejos éxitos.

Spotify ofrece a los artistas el tener un porcentaje financiero mayor y continuar ser propietarios de sus producciones de forma que los acuerdos no son exclusivos teniendo el músico la libertad de dar la licencia de sus canciones a otras empresas de reproducción como Apple Music o Amazon.

La compañía paga a la discográfica el 52% de las ganancias de la reproducción de una canción determinada y ésta le paga a su vez al artista entre el 15% o el 50% de esa cifra.

Al firmar directamente con Spotify los artistas obtienen directamente el 52% que antes se llevaba una gran discográfica, el 100% del montante de esa cantidad.

La compañía no puede ser un sello discográfico ya que mantiene contratos al respecto con las grandes de la industria pero con 83 millones de suscriptores y 100 millones más que escuchan Spotify gratis puede ser un espacio de gran exposición para los artistas al mantener ellos la propiedad de sus grabaciones.