¿Por qué no se publica nada de los cursos de 4.200 euros ‘becados’ a peces gordos del PSOE-A?

¿Por qué no investigan Escolar o Ferreras la formación de Verónica Pérez o Susana Díaz? Muchos estudiaron en un ente del Opus Dei con dinero de los ERE y sin pagar

¿Por qué Ignacio Escolar no investiga la formación de los peces gordos de la organización PSOE-A de la señora Díaz? ¿Por qué Ferreras no le echa una mano en saber las becas que recibieron para estudiar en un ente del Opus Dei? ¿Por qué? Tiene una pinta muy chunga.

Es muy curioso la elección de lo que se debe llevar a la picota y qué no que hacen algunos medios. ¿Tendrá algo que ver el dinero en este silencio?

Desde luego hay material para investigar. Por ejemplo, la autoproclamada “Máxima autoridad del PSOE” durante el golpe susánida a Pedro Sánchez, la amiga del alma de Susana Díaz, Verónica Pérez, hizo un curso de 4.200 euros pagado con el ‘fondo de reptiles’ de los ERE. Dijo a la Guardia Civil que no recordaba si lo pagó o no. Es decir, 4.200 euros son tan poca cosa para esta política profesional, no ha trabajado en su vida fuera del partido, que no se acuerda si los tuvo que abonar y tampoco recuerda el importe del curso.

Escolar, Ferreras, ¿No os interesa? ¿No? ¿Por qué? Más detalles por si os entran ganas de hacer periodismo.
La actual secretaria general del PSOE (sueldazo público), diputada y miembro de la mesa del Parlamento andaluz (sueldazo público) tuvo como compañeros a políticos de toda índole, alcaldes, asesores, sindicalistas, abogados, técnicos, así lo confesó ante el interrogatorio que la Guardia Civil le hizo en calidad de testigo el 13 de diciembre de 2016.

Y es que ella hizo un Curso de Alta Dirección de Instituciones Sociales del Instituto San Telmo, que está vinculado al Opus Dei. La señora Díaz hizo curiosamente el mismo curso y se desconoce si lo pagó o no. ¿Ferreras? ¿Escolar? ¿Estáis ahí?

Que uno tenga a la cuñada trabajando para el PSOE-A y otro reciba en su diario pasta gansa de dinero institucional de la Junta no debería ser impedimento para investigar.

Más detalles, Verónica, la amiga de Susana, fue elegida “aleatoriamente” entre miles de participantes de cursos y había sido ‘becada’. ¿Qué curioso no? ¿Lo investigamos o se lo dejamos a la juez? La magistrada que se supone está mirándolo es la polémica y recusada María Núñez Bolaños, elegida sustituta de Mercedes Alaya tras ser ésta apartada repentinamente de los ERE y los cursos de formación. A pesar de que el marido de Nüñez consiguió la dirección de un ente de la Junta tras ser ella elegida (es amigo desde chico del ex consejero de Justicia Emilio de Llera), la magistrada ha visto indicios de “infracción penal”. Desde febrero de 2017 no sabemos más del caso, ya que la juez, que tiene a su cuñada trabajando curiosamente en la zona cero de la corrupción de la Junta, va un poco lenta.

Más datos para el tándem investigador Escolar-Ferreras, ese que tanto gusta a Soraya, Mario Jiménez, exvicepresidente de CajaSol a pesar de no tener estudios superiores y no haber trabajado en su vida fuera del PSOE-A, recibió una carta. El pez gordo del partido de la señora Díaz (sueldazo) y diputado (sueldazo), recibió una carta de Juan Márquez, el director general de Trabajo de la Junta, imputado por los ERE.

Jiménez era entonces secretario general del PSOE-A en Huelva y le decía la misiva: “Pensando en los objetivos de su organización, le ofrezco la oportunidad de beneficiarse de una de dichas becas”.

Esa carta fue recibida al parecer por muchos peces gordos de la organización que hoy dirige la señora Díaz e hicieron el curso del ente del Opus Dei como Verónica Pérez:

Miembros de la Diputación de Sevilla, directores generales de la Junta, trece alcaldes de Sevilla y Córdoba, asesores políticos y técnicos de administraciones gobernadas por el partido de todo tipo (como la Gerencia de Urbanismo de Sevilla o el IFA, el extinto Instituto de Fomento de Andalucía). También había miembros de la organización que dirige Susana Díaz que eran representantes de varias mancomunidades de municipios, socios de destacados despachos de abogados, una vicedecana de la Universidad de Sevilla, un productor de Canal Sur, un dirigente de la Federación de Escuelas Familiares Agrarias de Andalucía y Extremadura, un representante del PP, el gerente del Consejo de la Juventud de Andalucía, un jefe de área de la Fundación Andaluza de Servicios Sociales, representantes de consorcios de formación y de educación dual y secundaria, entre otros, dentro de un listado de 48 participantes en esa convocatoria.

Ea, ahí tenéis un hilo del que tirar, ahora solo falta voluntad para sacar portadas y rellenar espacios televisivos. Medio PSUSA está ahí metido y no es que se los regalaran los títulos, sino que no los pagaron al parecer, fueron ‘becados’ con dinero de los ERE. ¿Os suena Escolar-Ferreras? Los ERE ese gran desconocido para cierta prensa. Es decir que los andaluces les pagamos los títulos de miles de euros pero ¡A quién le importa eso! ¿Verdad?

Los comentarios están cerrados.