Internacional

España podría a ser cómplice de crímenes de guerra al vender armas a Arabia Saudí

España podría a ser cómplice de crímenes de guerra al vender armas a Arabia Saudí

Publicado: 21 de septiembre de 2018 11:14 (GTM+2)

Díaz y Rajoy Fuente: <a href=Flickr" class="foto" src="https://digitalsevilla.com/wp-content/uploads/2017/02/Díaz-y-Rajoy.jpg">

Díaz y Rajoy Fuente: Flickr

La organización Amnistía Internacional ha denunciado públicamente la decisión del Gobierno de continuar ejecutando los contratos de venta de armas y munición a Arabia Saudí que fueron firmados durante el mandato de Mariano Rajoy.

A principios de mes el Ejecutivo anunció que paralizaría la venta de 400 bombas de precisión a la nación árabe, pero cambió de opinión varios días después. Ahora, la ONG advierte de que, en caso de continuar con esta política de venta de armas, España podría convertirse en cómplice de crímenes de guerra.

“Cuando los y las activistas apenas estaban empezando a celebrar la noticia de que España cancelaba un gran envío de armas a Arabia Saudí, el gobierno dio marcha atrás para apaciguar a su adinerado cliente. Tras más de tres años de devastadora guerra civil en Yemen, con miles de muertes de civiles y una lista de claros crímenes de guerra que no deja de crecer, no hay excusa posible para que España, o cualquier otro país, siga armando a la coalición dirigida por Arabia Saudí”, ha dicho Steve Cockburn, director adjunto del Programa de Asuntos Globales de Amnistía Internacional, en un comunicado de la organización.

Entre 2015 y 2017, España exportó armas a Arabia Saudí por valor de 932 millones de euros, y autorizó licencias por valor de 1.235 millones. El país árabe lidera desde 2015 una coalición militar que –con el apoyo de Estados Unidos y el Reino Unido– participa en la guerra civil en Yemen. Debido a sus bombardeos a la población civil, el país saudí se ha ganado un puesto en la lista negra de la ONU. La misma organización considera que la situación en Yemen es una de las mayores catástrofes humanitarias del planeta.
Mientras que el Gobierno defiende que existen garantías sobre que las armas no se utilizarán contra civiles, Cockburn señala que "cada vez son más los países que se dan cuenta de que armar a Arabia Saudí y a la coalición que bombardea Yemen es incompatible con el derecho internacional y los principios humanitarios, y países como Estados Unidos, Reino Unido y Francia están empezando a quedarse muy al margen del creciente consenso internacional”.

“Esta semana, el gobierno español puede elegir. Puede seguir como hasta ahora, cumpliendo acuerdos comerciales que podrían aumentar el terrible sufrimiento de la población civil yemení, o adoptar un enfoque basado en principios y respetuoso con la ley y suspender todas las transferencias de armas a Arabia Saudí y los miembros de su coalición. Pedimos a España que sea un ejemplo para otros países y ponga fin a este vergonzoso capítulo de su historia”, ha declarado en un comunicado de la ONG.