El juicio de los ERE se acelera ante una posible estrategia de retrasarlo de las defensas

El tribunal ha decidido celebrar más vistas durante dos semanas ante las "reiteraciones (...) hasta la saciedad" de pruebas periciales y declaraciones

Juan Antonio Calle, presidente del tribunal que juzga a los 22 peces gordos de la Junta por el fraude masivo multimillonario de los ERE, ha pisado el acelerador ante las sospechosas reiteraciones de declaraciones y peticiones de comparecencia de algunos abogados defensores.

Ante lo que podría ser una estrategia para retrasar el juicio, el magistrado ha ordenado que del 16 al 26 de octubre habrá sesiones todos los días, de mañana y tarde los martes y miércoles, para cumplir con el plazo establecido a fines de noviembre.

El juez ha subrayado a los peritos y abogados que llevan 5 semanas declarando y que depende de ellos si hay que venir al juzgado jueves, viernes y sábados para cumplir el calendario del macrojuicio que comenzó en diciembre del año pasado.

El magistrado apunta que la prueba pericial de la Intervención General del Estado y los peritos de las defensas se está repitiendo “hasta la saciedad” y está causando que se extienda “mucho más de lo que era de prever y de lo deseable porque se están reiterando cuestiones no una, no dos, no tres sino no sé ya cuantas veces” según publica EL MUNDO conminando a las defensas que no se reitere “lo que ya se ha debatido en aras de la brevedad y agilidad”.

Los letrados, que muchos cobran un dineral, no querían venir a este juicio los jueves y viernes al tener otros casos pero el magistrado les ha recordado que este juicio es anterior y “tiene preferencia”.

Tras esta advertencia han comenzado las pegas de peritos y letrados de las defensas con lo que el juez ha resuelto dos semanas de acelerón para finalizar el juicio en noviembre como estaba establecido.

Los comentarios están cerrados.