Comunicados

¿Qué ventajas se obtienen al estudiar un máster?

¿Qué ventajas se obtienen al estudiar un máster?

Publicado: 16 de octubre de 2018 15:47 (GTM+2)

Desk Night Research Notebook Ipad Study Work

Desk Night Research Notebook Ipad Study Work

La mayoría de los estudiantes que apuestan por cursar un máster terminan encontrando un puesto de trabajo bien remunerado

Para hablar de títulos universitarios europeos, y más concretamente de todo lo relacionado con el estudio de los másteres, lo más recomendable es volver atrás en el tiempo para rememorar la implantación del Plan Bolonia. Un plan de estudios europeo que está presente en todas las universidades españolas desde el año 2011, y que provocó grandes cambios en los estudios tras su aparición.

Cambios para mejorar la educación universitaria en general, y para generar una unificación de criterios educativos en todos los centros europeos. Transformaciones que se llevaron por delante a las conocidísimas ‘licenciaturas’ de toda la vida, para crear así nuevas formas de estudio que actualmente se dividen en grados, másteres y doctorados. Una forma diferente de estudiar en la Universidad, pero manteniendo los altos niveles académicos que siempre han imperado en el conjunto de universidades europeas. Pero, ¿es verdaderamente necesario el estudio de un máster?

Sobre esta cuestión existen tanto voces a favor como voces en contra, pero lo cierto es que el propio mercado laboral está demostrando día a día la enorme importancia de estudiar un determinado máster para especializarse en una materia concreta. Porque con estudiar un grado no basta (aunque hay algunas excepciones), y los estudiantes deben seguir formándose para el mundo profesional a través del estudio de un máster.

Para encontrar una buena salida laboral, para mejorar la formación en una determinada materia específica, y para en general, complementar los estudios universitarios y poder optar a una mayor cantidad de puestos de trabajo.

 

¿Cómo elegir un máster?

Esta es sin duda una de las preguntas que más cuesta responder a todos los estudiantes, ya que al igual que ocurre a la hora de entrar a la Universidad a estudiar un grado, los estudiantes presentan dudas sobre qué tipo de máster estudiar y por qué. Porque no todos los másteres son iguales, y conviene saber cuál es el más adecuado en función del grado que se ha cursado previamente.

Para no equivocarse y acertar de lleno en la elección del máster, lo más recomendable es preguntar a los profesores de la Universidad antes de terminar el grado, de manera que estos valoren cuál puede ser la mejor opción para él o la estudiante.

Muchos estudiantes dejan pasar el tiempo y piensan que estudiar un máster no sirve para nada, además de que no se encuentran motivados de cara a continuar con sus estudios universitarios (bien sea por exceso de exámenes, por trabajo continuado en casa o por tener que desplazarse hasta la Universidad, etcétera), por lo que terminan apartados del mercado laboral al no subirse al tren de los másteres universitarios.

Un tren que no pasa dos veces, y que en la actualidad resulta vital de cara a profesionalizarse en una determinada rama de trabajo. Por ejemplo, muchas personas estudian la carrera de Derecho y al terminarla, no saben donde estudiar abogacía o donde prepararse para ser el mejor abogado de la ciudad. Casos que se repiten día a día, y que provocan que muchas personas válidas terminen por no estudiar abogacía.

Un error que se puede remediar fácilmente, con el apoyo de los profesores universitarios y con la información que hay disponible en Internet para estudiar en madrid cualquier tipo de máster.

¿Cuál es la mejor opción para estudiar un máster?

Como suele ocurrir en la mayoría de los ámbitos de la vida, la elección de estudiar un tipo de máster u otro es un proceso muy personal, en el que el estudiante en cuestión debe tener muy claro qué quiere estudiar y por qué quiere estudiarlo. Una elección que varía en función de la persona, y que en muchos casos se decanta por la oferta laboral que hay en el mercado.

Y es que a la hora de estudiar un máster hay que ser realista, y antes de empezar con un determinado estudio (por mucho que le guste a la persona), conviene analizar la situación del momento y decantarse por alguna salida laboral al alza.

Este es el caso de la abogacía, una carrera que siempre ha destacado a la hora de formar profesionales, y que desde la implantación de los másteres en 2011 ha cogido una notable importancia entre los estudiantes de todas las partes del mundo.