Tecnología

Las sorprendentes aplicaciones del grafeno en la tecnología

Las sorprendentes aplicaciones del grafeno en la tecnología

Publicado: 25 de octubre de 2018 17:58 (GTM+2)

Primero de todo, deberemos tener claro que el grafeno proviene del carbono, se crea en láminas finas y en forma hexagonal, es decir, como los panales de las abejas. El carbono es un elemento esencial en nuestra vida y en la naturaleza, además de ser el componente de muchos minerales y combustibles. Su importancia reside en su gran resistencia y versatilidad, ya que ofrece la posibilidad de miles de usos en diferentes campos de trabajo. En definitiva, podemos decir sin género de duda que el grafeno es el material del futuro, y que aún le quedan muchos usos que descubrir, dentro de no muchos años llegará a formar parte de casi cualquier productos electrónico y tecnológico.

Un elemento esencial en muchos componentes electrónicos

Una de las primeras novedades tecnológicas referentes al grafeno fue su aplicación en elementos electrónicos, tan importantes como los transistores presentes en casi todos los aparatos electrónicos. También fue todo un salto tecnológico el hecho de empezar a desarrollar procesadores basados en el grafeno, logrando además la creación de circuitos integrados completos, así pues se dejará de utilizar el silicio, que hasta el día de hoy ha sido el elemento básico para su fabricación, pero gracias a las propiedades del grafeno lo hace mucho más adecuado y resistente. ¿Qué hace que sea mejor? La respuesta es sencilla, un procesador con grafeno podría llegar a tener una frecuencia muchísimo mayor, por lo que su rendimiento sería muy superior a los actuales de silicio, además de que el gasto energético será menor, y por tanto, no alcanzarán temperaturas tan elevadas, que son el motivo de rotura en la mayoría de los casos, es decir, el grafeno va a solucionar uno de los problemas de los procesadores, que es la disipación del calor, la principal problemática de cualquier procesador del mercado de la actualidad.

No sólo esto, sino que también están aplicando el grafeno a equipos de blindaje, tanto para vehículos especiales, como para materiales militares, y es que el grafeno es el material más duro y resistente que se conoce hasta el momento. Es más, se ha demostrado que si un vehículo pasa por encima de una plancha de grafeno, ésta no se romperá, ni se quebrará, como podemos ver, es un material realmente duro, por es es ideal para la fabricación de este tipo de materiales o vehículos. Realmente todas sus características lo hacen ideal para la fabricación de elementos protectores para el cuerpo, o incluso para elementos externos en diferentes construcciones, como pueden ser los edificios, así serían mucho más resistentes en sus estructuras.  

Amplios usos en el campo de los teléfonos inteligentes

Elementos como el grafeno también están presentes en la industria de la tecnología móvil, y es que se está investigando el hecho de aplicarlo a éstos. Básicamente lo que se va a poder lograr gracias al grafeno es cambiar totalmente la apariencia de los terminales móviles del futuro. Gracias a las propiedades de transparencia, flexibilidad y resistencia va a ser posible llegar a crear teléfonos totalmente flexibles y plegables, capaces de albergar una gran potencia en el mínimo espacio posible, incluso llegarán a ser traslúcidos, o sea, que podremos usarlos como un reloj de muñeca por ejemplo. De hecho, ya son varias las compañías que están trabajando con este material para conseguir ver sus aplicaciones reales en sus terminales futuros, y llegan a afirmar que va a ser posible crear modelos de teléfonos con la forma que los usuarios quieran, ya que es impresionante la capacidad de flexibilidad que tiene el grafeno, además de su resistencia, por lo que aunque sean elementos flexibles seguirán siendo seguros y resistentes. En resumen, el grafeno es el material por excelencia que acabará sustituyendo poco a poco a los clásicos, para así conseguir unos mejores resultados en todos los niveles, tanto de fabricación como de acabados, en cualquier sitio donde lo utilicemos.