Tecnología

¿Para qué se utiliza el grafeno en la vida cotidiana?

¿Para qué se utiliza el grafeno en la vida cotidiana?

Publicado: 26 de octubre de 2018 18:30 (GTM+2)

El grafeno es una lámina de átomos de carbono de un átomo de espesor, dispuestas en un patrón similar a un panal. Es considerado el material más delgado, resistente y conductor del mundo, tanto para la electricidad como para el calor. Todas estas propiedades hacen que empresas de todo el mundo, empiecen a pensar en la incorporación del grafeno en sus procesos de producción, ya que el grafeno tiene el potencial para revolucionar industrias enteras en los campos de la electricidad, la conductividad, la generación de energía, las baterías y los sensores, entre otras.

Qué propiedades convierten al grafeno en el material más fuerte que existe

El grafeno es el material más fuerte del mundo y, por lo tanto, se puede utilizar para mejorar la resistencia de otros materiales. Docenas de investigaciones han demostrado que agregar incluso una pequeña cantidad de grafeno a plásticos, metales u otros materiales, puede hacer que estos materiales sean mucho más fuertes, o más ligeros, ya que se puede usar menos cantidad de material para lograr la misma resistencia.

La utilidad del grafeno hoy en día se puede encontrar en varios tipos de industrias, como la aeroespacial, los materiales de construcción, los dispositivos móviles, e incluso en el sector dental.

La primera vez que el grafeno fue producido artificialmente, los científicos tomaron un trozo de grafito y lo diseccionaron capa por capa, hasta que solo quedaba una capa, proceso que se conoce como exfoliación mecánica. Esta monocapa de grafito resultante, conocida como grafeno, tiene un grosor de solo un átomo y, por lo tanto, es el material creado más fino que además tiene la capacidad de no volverse inestable al estar en contacto con otros elementos, como el calor por ejemplo.

El grafeno es un material que conduce muy bien el calor, por lo que podría ser utilizado en microelectrónica, por ejemplo para hacer que la iluminación LED sea más eficiente y duradera, como en aplicaciones más grandes o como láminas térmicas para dispositivos móviles.

Además como el grafeno es el material más delgado del mundo, es muy prometedor para usar en baterías y supercapacitores, pudiendo habilitar dispositivos que pueden almacenar más energía y cargar más rápido.

Por sus características y propiedades, el grafeno tiene muchas otras futuras aplicaciones: pinturas y recubrimientos anticorrosivos, sensores eficientes y precisos, electrónica más rápida y eficiente, pantallas flexibles, paneles solares eficientes, secuenciación de ADN más rápida y administración de medicamentos, entre otras.

Dos grandes apuestan al grafeno en la fabricación de sus productos

Como era de esperar, la reacción de grandes referentes empresariales no se hizo esperar, y  las ultimas novedades acerca del grafeno, señalan que tanto Huawei, empresa líder en el sector de los móviles, y Ford, incorporaron este noble material a determinadas líneas de producción de algunos de sus productos.

El nuevo Mate 20 X de Huawei utiliza tecnología de enfriamiento de película de grafeno, que es el primer sistema de enfriamiento multidimensional líquido del mundo con cámara de vapor y película de grafeno utilizada en móviles. Según sus declaraciones, este mecanismo permite conducir el calor rápidamente, manteniendo el dispositivo fresco incluso bajo cargas pesadas.

Por otra parte, el gigante automotriz Ford, anunció que se convertirá en el primer fabricante de automóviles en utilizar piezas de grafeno en sus vehículos, comenzando con el Mustang y el F-150 para fines de 2018.

Ford determinó que utilizará el refuerzo de grafeno en ciertos componentes para fortalecerlos y aligerarlos, así como para reducir el ruido. Desde 2014, Ford y sus socios han probado cubiertas de espuma reforzada con grafeno para componentes ruidosos como el riel de combustible, bombas y poleas impulsadas por correa o engranajes impulsados ​​por cadena en la parte delantera de los motores. El grafeno se mezcla con los componentes de espuma, y ​​las partes resultantes son un 17% más silenciosas y un 30% más resistentes al calor.
El grafeno es un bloque de construcción tan grande que parece que cualquier industria puede beneficiarse de este nuevo material. El tiempo dirá qué otros beneficios podrá aportar el grafeno en otros campos de la industria y la medicina.