Comunicados

La decisión cada vez más firme de las mujeres de no tener hijos

La decisión cada vez más firme de las mujeres de no tener hijos

Publicado: 30 de octubre de 2018 16:06 (GTM+2)

El mundo está cambiando, y sí, aunque esta afirmación sea siempre posible hacerla, vemos cómo en los últimos años algunas concepciones sociales que parecían inquebrantables están derribándose. Nos referimos en esta ocasión a la lucha de las mujeres.

El 8 de Marzo de 2018 se produjo en España una movilización feminista que no había ocurrido desde hace décadas, esa jornada dio alas al movimiento feminista, que lucha con fuerza desde hace años y se vio alimentada por movimientos a carácter global como el fenómeno #MeToo en Estados Unidos o hace unos años el 15M, que ya incorporaba reclamaciones feministas.

Los problemas a los que se enfrentan las mujeres con respecto a los hombres en materia de desigualdad son enormes, comenzando por el famoso techo de cristal: la brecha salarial, la menor participación de mujeres en los consejos de administración de empresas y en el sector público, la poca relevancia que tienen ellas en el mundo del deporte y por supuesto las decenas de agresiones machistas que se producen cada día son solo algunos ejemplos.

Por fortuna, y gracias al avance social en las últimas décadas, las chicas jóvenes están dando un paso al frente y queriéndose liberar de esas cadenas impuestas por la sociedad. En el aspecto relativo a las relaciones afectivas, es cada vez más casual ver a mujeres que quieran pasar su vida solas, o mejor dicho, sin tener que encontrar una pareja para complementarlas, y de ahí que opten por preferir la soltería o no atarse en relaciones de pareja.

No obstante, la clave está en que cada mujer tenga la capacidad de decidir libremente qué hacer con su propia vida, si decida buscar una pareja o no, si decide tener hijos, pero hacerlo sin sentirse atada o condicionada por convencionalismos sociales.

A ninguna chica se le impide buscar pareja en Sevilla o encontrar el amor, pero sí muchas chicas, y también hombres, están comenzando a descubrir que deben ser ellas por decisión propia quienes den ese paso. Si el sueño de muchas mujeres es casarse, adelante, nadie debe impedirlo, pero tampoco nadie debe condicionar o dirigir a las mujeres para que tomen esa decisión. Las opciones para encontrar a esa otra persona a la que amar son muy numerosas, pero una agencia matrimonial es una alternativa interesante.

¿Es el amor la fuerza que mueve el mundo?

Continuando con este alegato de empoderamiento de las mujeres nos preguntamos, ¿es el amor la fuerza que mueve el mundo? La respuesta es clara, sin duda.

El amor es un sentimiento tan profundo que es capaz de generar acciones maravillosas, pero claro, el amor puede ser entendido desde muchas vertientes. Si las mujeres deciden dirigir sus vidas sin la compañía de un hombre, o con ellos, pero sintiéndose totalmente libres sobre sus decisiones, bienvenido sea.

Existen muchas formas de amor: el amor hacia la pareja, el amor fraternal, el amor hacia uno mismo... pero todos ellos tienen en común que están dirigidos a convertir en mejores personas a quienes aman.

Hay también muchas formas de expresar el amor, desde comportamientos hasta gestos, y una forma muy cómoda de hacerlo, a la vez que económica, es mediante tarjetas de amor. En imagenesdeamor.xyz tenemos a nuestra disposición una amplia variedad de imágenes con frases que resumen en pocas palabras esos sentimientos de afecto, cariño y amor que sentimos hacia otras personas o hacia nosotros mismos.

Entre esas formas de amor destacamos sin duda el amor hacia los hijos. Y es aquí donde introducimos un tema que revista cierta polémica. Todavía hoy en día muchas mujeres en España son cuestionadas por decidir no tener hijos.

Los defensores y defensoras de la maternidad argumentan que convertirse en madre es la experiencia más profunda y más bella que puede vivir una mujer en su vida. Tras estas palabras lo que se esconde en muchas ocasiones es una forma de hacer de menos a aquellas mujeres que optan por no tener hijos.

Debe quedar claro, y cada día lo asimila más gente, que una mujer es siempre una mujer, no se completa por el hecho de ser madre, pues esto obligaría de algún modo a las mujeres a convertirse en madres para sentirse plenamente mujeres.

Como comentábamos al principio, es fundamental que cada mujer pueda sentirse libre y sin ataduras de tomar la decisión que más le apetezca, pero para que ello sea posible han de darse algunos avances que todavía no se han alcanzado.

Si tú como mujer decides ser madre, adelante, eres libre para ello. En la actualidad existen herramientas y plataformas online que facilitan el control de esta importante etapa vital, como la web Embarazoymas.net, donde puedes controlar tu embarazo semana por semana. En la etapa de gestación, es muy frecuente hablar del embarazo por semanas y se suelen establecer una serie de hitos atendiendo a las etapas de semanas del embarazo.

Pero en caso contrario, si optas por no ser madre, no deberías sentirte presionada para hacerlo, y como todavía hay que seguir avanzando en esta situación, hay que saber aceptar según qué comentarios, sobre todo si vienen por parte de familiares y conocidos, que únicamente quieren lo mejor para ti como mujer.

La realidad es que la sociedad actual ha cambiado mucho en los últimos años, ha avanzado en cuanto a derechos sociales y se ha vuelto más tolerante, más progresista. Esto se lo debemos en parte a las redes sociales y el desarrollo de internet, que ha servido de altavoz para movimientos como el #MeToo o el 15M que antes comentábamos.

Y si vemos que existen plataformas y webs para controlar el embarazo, también vemos que existen webs y aplicaciones para ligar, para ligar online y encontrar al amor en la red. Una de las más conocidas, especialmente entre los más jóvenes, es Tinder. Si quieres saber que es tinder y como funciona, entra en OnlineSeducer y descubre todos sus secretos.

El siglo XXI será sin duda el de las mujeres, los avances que están produciéndose vienen marcados por la lucha de las mujeres, incansable, y que deberá seguir siendo así para, quién sabe, en pocas décadas conseguir la igualdad real.