Internacional

Rusia acusa a los Cascos Blancos de ser “una rama del Frente Al Nusra”, Al Qaeda en Siria e Irak

3 de noviembre de 2018

Escrito por:

Rusia acusa a los Cascos Blancos de ser “una rama del Frente Al Nusra”, Al Qaeda en Siria e Irak

Rusia ha instado a Occidente a que deje de ayudar a los Cascos Blancos porque afirma que son, de hecho, “una rama de la organización terrorista Frente Al Nusra inscrita en la lista de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.

El Ministerio de Exteriores ruso ha elaborado unos informes que concluye que esa “infame” organización “creada con el apoyo de las agencias de inteligencia occidentales” está preparando otra “escenificación ruidosa” con armas químicas en Siria, las famosas armas de destrucción masiva.

La Cancillería rusa vuelto a denunciar que un grupo de Cascos Blancos llegó a finales de octubre a las ciudades de Azaz, Marea y Chobanbey (Alepo, Siria) para preparar simulacros de ataques con armas químicas, unas localidades a las que ya llevaron contenedores con sustancias tóxicas, probablemente cloro.

Para poder seguir haciendo nuestro trabajo y crecer contando con más personas que investiguen y publiquen noticias exclusivas necesitamos tu ayuda.
Pulsa aquí para evitar que Digital Sevilla se hunda

Los supuestos ataques químicos que grabaron los Cascos Blancos se han demostrado que son falsos e incluso han sido cazado en numerosos vídeos de falsa bandera o maquillando a sus actores, supuestas “víctimas”.

Sin embargo EEUU y Reino Unido siguen financiando a estos estafadores mediáticos a los que Hollywood les ha entregado un Óscar por un cortometraje que Netflix lo difunde en todo el mundo.

“No es un secreto para nadie que esta estructura funcionó exclusivamente en los territorios no controlados por el Gobierno sirio y no evitó los contactos con terroristas y extremistas” denuncian desde la diplomacia rusa.

El Ministerio de Exteriores ruso subraya que “estamos seguros de que, tarde o temprano, todos verán la verdadera cara de los Cascos Blancos” y aseveran que se llevará a cabo “un llamamiento a sus patrocinadores occidentales para que se den cuenta del verdadero estado de las cosas y dejen de proteger a quienes, de hecho, son provocadores y extremistas”