Comunicados

Adiós al malestar vaginal con una sencilla solución

Adiós al malestar vaginal con una sencilla solución

Publicado: 12 de noviembre de 2018 16:11 (GTM+2)

Los genitales femeninos son una zona delicada. Tú lo sabes bien que, a lo largo de tu vida, los momentos por los que ha atravesado tu propia biología te han hecho descubrir cómo de sensible puede llegar a ser esta área. Hoy trataremos el tema dándole la justa importancia que tiene.

Tipo de afecciones que pueden causarlo

Cuando hablamos de malestar vaginal generalmente nos referimos a picor o ardor. En ocasiones la incomodidad puede venir de una unión de los dos síntomas. Para la gran mayoría de las mujeres es terriblemente desagradable y en muchos casos además, también es doloroso.

Ante todo, tienes que tener en cuenta que el malestar vaginal no tiene por qué estar directamente relacionado con la falta de higiene. Es más, se da el curioso caso de que el exceso de la misma puede provocar irritaciones e incluso infecciones. ¿Lo habías escuchado alguna vez?

Esto es debido a que cuando se limpia la zona con jabones demasiado abrasivos que no están formulados especialmente para las partes de la anatomía más íntimas, podemos destruir toda la flora vaginal que se encarga de proteger frente a bacterias y otros agentes infecciosos. Por este mismo motivo, es importante que te hagas con un limpiador adecuado.

La vagina casi nunca se encuentra expuesta al aire libre, además, su situación entre las extremidades inferiores hace que sea particularmente propensa a la humedad. Este exceso, unido al calor, puede provocar y facilitar la aparición y propagación de los temidos hongos.

Así pues, las infecciones pueden estar causadas por estos motivos o por un contagio a través de las relaciones sexuales o de los baños públicos. Además de esto, el malestar puede tener origen en el picor, la candidiasis vaginal, la vaginosis bacteriana o la vulvovaginitis.

Es importante consultar con el ginecólogo o farmacéutico para saber exactamente en qué consiste el problema, ya que ante sintomatología similar se puede tratar de diferentes dolencias. Recuerda que nunca debes diagnosticar por ti misma ni tampoco decidir cuál es el mejor tratamiento a seguir.

Las infecciones vaginales y picor pueden ser tratadas de forma sencilla con productos fáciles de utilizar y altamente efectivos, como, por ejemplo, Actifemme® Dúo. No permitas que el picor vaginal detenga tu vida ni te sientas avergonzada, ¡es muchísimo más común de lo que imaginas!

Cómo combatir los incómodos síntomas

Si ya te ha sucedido alguna vez sabrás cómo funciona. Empieza poco a poco y en cuestión de unas pocas horas se hace inaguantable. Probablemente ya sabrás que acudir a los métodos caseros, como limpiar la zona con agua caliente, utilizar infusiones de hierbas o comer mucho ajo no servirán de mucho si realmente tienes los síntomas bastante avanzados.

Algunas mujeres, sobre todo las más jóvenes, piensan que tomándose un analgésico o un antipirético será suficiente. En realidad, no es así, porque estos actúan simplemente sobre los síntomas, pero no sobre la causa. De esta manera, cuando se pasa el efecto, el malestar perdura.

Cuando hablamos de infecciones de cualquier tipo, hay una regla básica que siempre debes seguir: el tiempo cuenta, y mucho. No es algo que puedas dejar para mañana, porque mañana probablemente habrás empeorado bastante y se desarrollen nuevas y más peligrosas manifestaciones de la enfermedad. Así pues, no dejes pasar las horas a ver si se cura solo, no lo hará.

Ya te adelantábamos la importancia de consultar con tu médico o farmacéutico. Ellos saben mejor que nadie que producto necesitas para atacar el origen de esas molestias que te están impidiendo desarrollar tus actividades diarias de forma habitual. No permitas que siga sucediendo.

Los especialistas de la salud están más que acostumbrados a escuchar todo tipo de cuadros y tienen potestad para aconsejar una u otra solución en función de exploraciones o explicaciones que la paciente pueda facilitar. Sabiendo esto, siéntete tranquila y confiada para pedir la ayuda necesaria.

Aunque las causas del picor vaginal sean múltiples, la solución puede ser la misma en muchas ocasiones. No trates una infección vaginal como algo sin importancia y haz uso de productos que te garanticen un alivio rápido y eficaz, como Actifemme® Dúo.

Consiste en un tratamiento sinérgico que actúa contra la candidiasis vaginal y la vaginosis bacteriana. Está compuesto por Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral. El primero se presenta en formato de cápsulas vaginales y el segundo en formato de cápsulas orales. Ambos se deben combinar para que el efecto sea completo. Además, el modo de empleo es sencillísimo.

 

Antes o después, a lo largo de tu vida y tu existencia femenina vas a pasar por este contratiempo. Lo mejor es que estés prevenida de qué se trata y de cómo debes actuar para liberarte de las inconveniencias que provoca lo antes posible. ¡La información es tu mejor arma!