Viajes

¿Qué ver y hacer en Valdivia?

¿Qué ver y hacer en Valdivia?

Publicado: 15 de noviembre de 2018 21:47 (GTM+2)

Valdivia es una ciudad del sur de Chile que enamora. En medio de las majestuosas montañas chilenas se encuentra esta ciudad llena de historia y cultura.

Valdivia cuenta con hermosas calles y edificaciones históricas, que contrastan con la moderna urbe que crece gracias a una economía relativamente buena. Por estas razones, Valdivia es considerada por muchos españoles y agencias de turismo de nuestro país como un lugar perfecto en Sudamérica para disfrutar de las mejores vacaciones.

¿Te animas a viajar a Valdivia?

Su nombre completo es Santa María la Blanca de Valdivia, y fue fundada en 1552 por Pedro de Valdivia (conquistador nacido en Extremadura), y en su honor le pusieron su nombre a esta esta ciudad.

Valdivia es considerada como una de las joyas del turismo de Chile y cuenta con la ventaja de que no es una ciudad tan frecuentada por los turistas como otras ciudades, que viven atestadas de gente y reciben muchos visitantes. Valdivia es el lugar perfecto para pasar unas vacaciones tranquilas, con una buena temperatura que combina los vientos fríos del sur chileno con el agradable clima de la costa pacífica.

Muchos se atreven a decir que Valdivia es la “Venecia del Sur de Chile”, entre otros calificativos que evocan romanticismo y tranquilidad.

Pero si esto no fuera suficiente, Valdivia es considerada la capital cervecera del país, porque allí se ubican varias fábricas de cerveza artesanal que dan ese toque que tanto gusta a los turistas. Todo esto sin mencionar además, su contacto directo con la vida cultural y la naturaleza, ya que las costas de Valdivia son refugio de lobos marinos y demás especies marinas que nadan en sus tranquilas aguas.

Opciones turísticas en Valdivia

La ciudad ofrece a los visitantes un gran número de opciones para conocer, desde sitios históricos, eventos y ferias, hasta la posibilidad de estar en contacto directo con la naturaleza. Algunas de las opciones más frecuentadas son:

Centro Cultural El Austral

Este hermoso centro cultural está en el casco histórico de Valdivia, que es una zona de la ciudad que data de 1870.

Así que en medio de tanta historia se pueden apreciar importantes obras plásticas realizadas por artistas locales, nacionales e internacionales. Además de exposiciones temporales y talleres de diversas disciplinas como fotografía, telar, grabado y mosaico.

El Centro Cultural El Austral es sede del concurso plástico Salón Nacional del Arte de la Acuarela “Ricardo Anwandter Ion Salis-Soglio”.

Museo Maurice van de Maele

Lleva el nombre de un prestigioso periodista belga que vivió en Valdivia y también se le conoce como Casa Carlos Anwandter, un empresario prusiano que era el dueño original de esa casa.

Este recinto fue construido en el siglo XIX y  alberga importantes colecciones de objetos de la época colonial alemana, así como esculturas de la época hispánica, junto a diversas piezas arqueológicas indígenas.

Museo de Arte Contemporáneo de Valdivia

Lo que era la antigua sede de la cervecería Anwandter es hoy es un museo donde se muestran piezas de arte contemporáneo de ese país, así como de otras latitudes del mundo.

Feria Fluvial de Valdivia

Es el mercado principal de Valdivia y está situado en la Costanera Arturo Prat. Es una delicia comprar allí artesanía, frutas y verduras de la zona.

Muelle Schuster

Allí llegan las embarcaciones que llevan los productos que se venden en la Feria Fluvial, y desde allí zarpan embarcaciones por los ríos Valdivia y Calle-Calle.

Mercado Municipal de Valdivia

Este es un mercado especializado para los amantes de la gastronomía, incluso presenta exposiciones de libros de la época estival. Está ubicado frente a la Feria Fluvial.

Jardín Botánico de la Universidad Austral de Chile

Este jardín, fundado en 1955 y de 10 hectáreas de terreno, se encuentra en la isla Teja, en las riberas del río Cau Cau. Y tiene una muestra de 1.000 especies de flora autóctona y de otras regiones del mundo.

Paseo Peatonal Costanera de Valdivia

Un hermoso paseo peatonal por donde también pasan los coches, bordeando el río. Este paseo conduce al Mercado de Valdivia y al Muelle Schuster. Allí se realizan paseos familiares, se practican deportes acuáticos y paseos fluviales.

Parque Guillermo Harnecker

Este parque de 45000 metros cuadrados es santuario de muchas especies de la región, posee un área ecológica educativa, un vivero, juegos infantiles y hasta una zona para hacer picnic.

Santuario Natural Carlos Anwandter

Este es un interesante santuario que apareció tras un poderoso seísmo

que azotó la zona en 1960, cuyo movimiento hundió el terreno y dio paso a la inundación de las zonas bajas de Valdivia. Con el tiempo, se formó un humedal que ha sido asiento de una rica diversidad de fauna y flora.

Zona Histórica de Valdivia

Este sector de Valdivia todavía mantiene las casas de principios del siglo pasado, y está situado en las calles General Lagos y Yungay, cerca de la zona céntrica de Valdivia.

Hostales en Valdivia

Valdivia está a unos 850 kilómetros al sur de Santiago, la capital chilena, esto representa poco más de nueve horas de recorrido en coche. Así que no es una buena opción reservar hoteles en Santiago para después hacer turismo en Valdivia.

Afortunadamente, los hostales en Valdivia no tienen nada que envidiar a otros, ya que estos hostales cuentan con todas las comodidades en medio de un ambiente familiar y acogedor.

En Valdivia hay tres hostales muy recomendables, el Amancay, Internacional y Villa Beauchef, que cuentan con todas las comodidades, como sala, baño, cocina, muebles, artículos de aseo gratuitos, conexión a Internet, televisión, jardines, en fin, todo lo necesario para que los turistas se sientan cómodos.

Definitivamente vale la pena ir a Valdivia y comprobar por qué es el destino preferido de muchos europeos, entre ellos los españoles, que año tras año entran en contacto con esta apacible ciudad chilena. Solo hay que reservar con tiempo en los hostales que hay en Valdivia, para así asegurarse la estancia.

Valdivia es una auténtica joya, es como si el tiempo se detuviera en sus calles, edificios y zonas naturales. Ver la inmensidad del océano Pacífico y en el extremo opuesto la imponente cordillera andina, es un placer que pocos pueden disfrutar.