Andalucía

Ana Rosa ante la falta de respuesta de Juan Marín, candidato de Ciudadanos: ¿Se ha congelado?

Ana Rosa ante la falta de respuesta de Juan Marín, candidato de Ciudadanos: ¿Se ha congelado?

Publicado: 23 de noviembre de 2018 10:07 (GTM+2)

Ana Rosa Quintana y Juan Marín

Ana Rosa Quintana y Juan Marín

En el programa de Ana Rosa Quintana de Telecinco de hoy la presentadora iba a comenzar una entrevista a Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta.

La periodista estaba exponiendo la negociación del Brexit y su influencia en Gibraltar y por tanto en Andalucía a Marín que de repente no respondía.

Tras unos segundos incómodos en que el candidato de Ciudadanos no movía ni las pestañas Ana Rosa Quintana le preguntó:

¿Se ha congelado?

Breves instantes después Ana Rosa ha comunicado, entre risas de ella y de sus tertulianos, que debido a un problema técnico la imagen se había quedado congelada.

Posteriormente, volvió la entrevista, le pidió perdón y le comentó a Marín “es que se había quedado muy seriecito”.

La presentadora aseguró, antes de que votaran los andaluces, de que Susana Díaz iba a ganar las elecciones. Teniendo en cuenta la apuesta de Ana Rosa por la lideresa en las primarias del PSOE que acabó perdiendo de forma estrepitosa quizás el partido esté abierto como aseguran desde Adelante Andalucía.

Quintana no se acordaba ni del nombre de esta última formación ni tampoco que hay más partidos que confluyen como Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista junto a Podemos e Izquierda Unida Andalucía.

Tras una entrevista en la que se centró en los pactos postelectorales casi todo el tiempo y no en los muchos problemas y las posibles soluciones que plantea Marín para Andalucía, Ana Rosa Quintana, dijo:

“Es un poco contradictorio si quieren poner el gobierno (de Susana Díaz) en manos de Adelante Andalucía”

El candidato de Ciudadanos le aseguró que no iban a apoyar a la lideresa del PSOE-A, ni a su partido, porque había mentido e incumplido los acuerdos firmados.

Ciudadanos tardó más de tres años en darse cuenta de que Susana Díaz no pensaba cumplir el pacto de investidura, sobre todo en materia de regeneración democrática y lucha contra la corrupción.