Internacional

Fotos: La sonda InSight de la NASA envió imágenes de la superficie de Marte

Fotos: La sonda InSight de la NASA envió imágenes de la superficie de Marte

Publicado: 27 de noviembre de 2018 19:16 (GTM+2)

La sonda InSight posada sobre la superficie de Marte. Fuente: NASA

La sonda InSight posada sobre la superficie de Marte. Fuente: NASA

La sonda espacial InSight, que amartizó con éxito ayer en la superficie de Marte tras un viaje de más de seis meses, ha enviado las primeras instantáneas que ha tomado de la superficie del planeta rojo, informa la NASA.

Para poder realizar estas fotografías, la nave ha tenido que realizar un viaje de 458 millones de kilómetros por espacio y sobrevivir a una peligrosa maniobra de amartizaje en la que tuvo que reducir su velocidad de 20.000 kilómetros por hora a 1.5000 kilómetros por hora y entrar en la atmósfera marciana en un ángulo exacto de doce grados para evitar estrellarse o quedarse dando vueltas al rededor de nuestro planeta vecino.

En la primera foto, que ha sido publicada por la agencia espacial estadounidense en su Twitter oficial, se pueden apreciar partículas de polvo y la superficie marciana.

La segunda fotografía es mucho más clara, en ella se captan los instrumentos de la sonda espacial, lo que ―según el equipo de especialistas de la NASA―, indica que los paneles solares del dispositivo funcionan exitosamente y convierten la luz en electricidad.

En los próximos días el equipo controlará una mano robotizada y usará una cámara conectada para tomar fotos del suelo y decidir dónde colocar los instrumentos para investigar la estructura interna del planeta. Según los especialistas, el despliegue de instrumentos durará dos o tres meses.

Durante dos años, la sonda —que cuenta con un sismómetro a bordo— estudiará la estructura interna del planeta, registrando la actividad sismológica y usando dispositivos para investigar los flujos de calor.

El objetivo de la misión es comprobar se en Marte se producen movimientos sísmicos, lo que indicaría que se trata de un planeta "vivo" y no de una roca inerte sin movimientos internos como se creía hasta este momento.