Juego de Mustios Capítulo XXI. Su Majestad Cateta teme perder la guerra contra los rebeldes de ‘Avante Tiesaduría’

Chuchana Lannister abrazaba una y otra vez una farola que tenía dentro de su tienda negra de campaña. Tras ella esperaban un grupo de ricos obispos y sacerdotisas, voceros y manipuladores, que el clan PCHUCHA tenía a sueldo desde hacía décadas. Ellos engañaban al pueblo desde de sus púlpitos y alababan a la Bruja del Sur, todo por dinero.

Ella sabía que tenía que pagarles, eran muy caros, pero con una parte del dinero robado a los tiesos se aseguraba que desde las Iglesias y Catedrales no se dijera nada contra ella.

Antón García Forrarse de la Sexta Catedral y Josefa Buena, Sacerdotisa de la Abadía del SER encadenado, se acercaron a la ‘abrazafarolas’ y le besaron con devoción la mano llena de anillos negros.

Arrodillados junto a ellos estaban, entre otros muchos, el bufón real Paco Marduendar de la Catedral de la Razón, Ignasio Escuelar de la Catedral Diaria o Ana Mustia Quintano de la Catedral número Cinco.

Todos se estaban guardando grandes sacos llenas de sestercios, joyas y esmeraldas que la jefa del clan PCHUCHA les había tirado momentos antes.

La más mala de los Lannister dijo:

– Guardaros la pasta pichones míos. No quiero que contéis nada de lo que estamos robando. ¡¡Nada!!
¿¡Me oís!? – preguntó gritando a todos sus voceros mercenarios.

– Si ama. – repitieron mirando al suelo al unísono los jefes de la información en Avecrenia.

La guerra no va bien y si los campesinos supieran todas las tropelías que les hemos hecho se podrían unir a  Avante Tiesaduría, esos malditos rebeldes. Tienen un ejército cada vez más grande y podrían ganar. ¡¿Y qué pasaría si yo perdiera el Trono de San Muermo?!

– Que perderíamos la paguita, oh Gran Chuchana Lannister – volvieron a murmurar todos los esbirros.

Tomad, aquí tenéis el argumentario. Solo podéis decir eso y nada más que eso. ¡¿Me oís?! Quiero que habléis mucho más de VOCH, esos ultras amigos míos. Son muy pocos pero debéis de decir que son muchos más. Hablad de ellos a todas horas y de los acuerdos tras la batalla final del domingo, pero ni palabra de nuestros saqueos. De todo lo que hemos trincado ni ‘mu’. ¿Está claro?

– Si, su Catetísima Majestad – dijeron humillándose aún más.

Ta bien. – dijo la Bruja Negra mientras les tiraba al suelo unas gambas que se comieron al momento. Ella encendió dos velas negras con un gesto de la mano y continuó:

– Antón García Forrarse, rico entre los ricos y gran confesor mío, tu cuñada se está forrando conmigo así que quiero que ataques sin piedad desde tu púlpito a los de Avante Tiesaduría.

– Si su Chuchanísima aberración, que bella eres mi dueña y señora. – dijo el obeso obispo sesterciense.

– Todos debéis hacerlo, sois míos. Para eso os pago, muy bien por cierto. Hay unos bellacos que no controlo pero ¡¡¡Como los trinque!!! – en ese momento retorció el cuello a un pollo que se sacó del manto y continuó: 

– No puedo perder esta guerra, nosotros no perdemos nunca. Los Lannister ni mis lumbreras han trabajado en su vida. Nosotros no la doblamos, vivimos desde tiempos inmemoriales del cuento, aquí en Tiesaduría, Avecrenia del Sur. Si el pueblo se levantara, el miedo podría cambiar de bando, los tiesos podrían echarnos al barro.

En ese momento entró en la tienda la brujita Ber Ónika EREz, la máxima mediocridad del PCHUCHA. Ella, también gran cateta y rica cortesana, era amiga de la más malvada desde chiquetita.

– Chuchana, señora, traigo malas noticias.

La Bruja negra la agarró por el cuello al momento, empezó a apretar y la levantó mientras miraba nerviosa a la pequeña lumbrera que se retorcía sin quejarse. La soltó desplomándose sobre el suelo con un solemne guarrazo.

– Los de Avante Tiesaduría están hablando en las plazas de las aldeas saqueadas y los campesinos se están uniendo a ellos. Son muchos. Tengo miedo oh Chuchana, no quiero trabajar, me gustan mucho mis joyas.

Malditos campesinos, ¡¿no nos tienen miedo?! ¿No les hemos quitado hasta las ganas de vivir? ¡Cómo se atreven!

En ese momento se giró y le metió un guantazo con la mano abierta a Antón García Forrarse en la oreja. El gordo obispo ni se inmutó mientras contaba su dinero.

– ¡Salid ahí fuera y convenced a esos mamones! ¡Meterles el miedo en el cuerpo! ¡¡¡Ya!!!

Los esbirros mediáticos salieron de la tienda corriendo con sus ricos mantos dorados. Fuera estaba atardeciendo y se veían pueblos incendiadas por todos lados mientras los del clan PCHUCHA, los lumbreras, robaban y se emborrachaban sin parar.

Dentro, Chuchana Lannister se miraba ante un espejo. Nada se reflejó. Cerró los ojos y susurró:

Oh Mariano de Isengard, oh Jordi I de Pujolia, yo os invoco. Venid en mi ayuda. No quiero doblarla. No quiero trabajar de cajera, las desprecio. Son obreras tiesas. Yo y mi culo valemos mucho más que eso. 

Entonces Ber Ónika EREz, la máxima mediocridad del PCHUCHA, se acercó y le dijo en voz baja.

– Podríamos volver a engañar a los Pagafantas, el clan naranja de Juan Peluquín. Son idiotas. De hecho sé que están dispuestos a unirse a nosotros de nuevo, tienen engañados a sus seguidores.

Chuchana, que estaba hundida, se puso en pie con una enorme sonrisa dibujada en su cara. Miró a la enana y empezó a reírse a espasmos. Finalmente de sus dientes de acero salió una enorme carcajada, un aullido primigenio que recorrió los montes y bosques de toda Tiesaduría helando la piel de todo ser vivo.

(continuará)

Capítulo anterior de la Saga Juego de Mustios:

Capítulo 20. El Comisario Villacuervos afirma que Don Mariano de Isengard espió a Bárchenas, su tesorero

ÚLTIMAS

Hace 11 horas

Queman una bandera de EE. UU. durante las protestas contra el corrupto presidente de Haití

Hace 12 horas

Juzgan a un guardia civil por acostarse con una mujer a la que asistió por violencia de género

Hace 12 horas

Irán advierte de que existe “gran riesgo” de una guerra contra Israel

Hace 12 horas

“Autocrítica” de Echenique tras el descalabro de Podemos en las encuestas: “Ni puto caso”

Hace 22 horas

Trump amenaza con liberar a 800 terroristas de ISIS si sus aliados europeos no se hacen cargo de ellos

Hace 23 horas

Un edil del PP del Ayuntamiento de Cádiz pide descalificar una comparsa por llamarle “amante del fascismo de vanguardia”

Hace 1 día

Haití se desangra mientras la Comunidad Internacional mira para otro lado

Hace 2 días

Detenidos por contrabando cinco agentes de la Guardia Civil destinados en La Línea

Hace 3 días

Un pastor evangélico en Perú: “Los homosexuales deben morir al igual que los corruptos y ateos”

Hace 3 días

El Gobierno de Pedro Sánchez ordena sacar la momia de Franco del Valle de los Caídos

Hace 3 días

Ucauce infló sus cifras y siguió cobrando miles de euros en dietas de la Junta de Andalucía

Hace 3 días

Pedro Sánchez anuncia que las elecciones generales serán el 28 de abril

Hace 3 días

La recaudación para la nueva demostración patriotera de VOX, C’s y PP no llega a 450 euros

Hace 4 días

Manuel Valls se descuelga de la manifestación de Barcelona de C’s, VOX y el PP

Hace 4 días

Las palabras de Pablo Casado que encienden las redes por su machismo y racismo

Hace 4 días

Un miembro del Gobierno de Theresa May desvela en un bar a unos colegas los planes secretos sobre el Brexit

Hace 4 días

Pedro Sánchez podría aguar la fiesta a PP, C’s y VOX y a los medios del IBEX con una medida constitucional

Hace 4 días

Una congresista demuestra cómo EEUU no es una democracia sino una plutocracia, donde mandan los ricos

Hace 4 días

Bolsonaro oferta millones de hectáreas del Amazonas a la explotación y amenaza la salud del planeta

Hace 4 días

El bipartidismo decide librar a Rajoy, Florentino Pérez y Cosidó de dar explicaciones en el Congreso por la caja B del PP