Comunicados

¿Cómo evitar robos en casa durante la Navidad?

¿Cómo evitar robos en casa durante la Navidad?

Publicado: 7 de diciembre de 2018 10:22 (GTM+2)

Navidad es una de las épocas del año en la que más robos se producen. Las cifras son muy variables atendiendo a cada comunidad autónoma, pero una máxima que sí se repite es que los ladrones intensifican su actividad.

Los días de fiesta en el periodo navideño, con el fin de año y el día de Reyes, son jornadas en las que hay que guardar especial cautela con este tema y afianzar la seguridad de las viviendas.

La patronal de las compañías de seguros, UNESPA, advierte que el día 5 de enero, la noche de Reyes, se produce un robo en una vivienda cada dos minutos.

Los motivos que explican esta cifra preocupante de intentos de robo es que muchas familias se reúnen para las fiestas, dejando sus hogares vacíos durante varios días, algo similar a lo que ocurre durante las vacaciones de verano.

No es fácil librarse de los intentos de robo, o al menos tener la preocupación de que esto puede ocurrir. Para ganar en tranquilidad, atender a estos consejos puede ser de gran utilidad.

Los consejos para potenciar la seguridad en casa

La primera recomendación pasa por mejorar la cerradura. En España, la mayoría de cerraduras están instaladas con sistema bumping, que resultan fáciles de desactivar por parte de bandas organizadas. En cuestión de minutos, y sin generar grandes daños, este sistema puede ser desactivado.

Para evitar esto, instalar una puerta maciza, adecuada, con una buena cerradura, es una fórmula para impedir el fácil acceso a la vivienda. Obviamente, en el mercado las hay más económicas y más resistentes, pero el factor económico, siempre que se pueda, debe estar puesto al servicio de la seguridad.

No obstante, en caso de sufrir un intento de robo, nunca está de más tener el contacto de una empresa de Cerrajeros urgentes, especialmente en las grandes capitales: Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Málaga, Bilbao, Valladolid... para asegurarnos que el proceso de apertura de puertas es el adecuado.

Una segunda idea, menos económica pero que ofrece mayores niveles de seguridad, es la de instalar una alarma de seguridad. Existen muchas empresas de seguridad que cuentan con sistemas de videovigilancia altamente eficaces. Las alarmas en la actualidad las podemos controlar desde cualquier dispositivo móvil y, si ocurre algún intento de robo, somos avisados al momento, al igual que la policía, para intentar poner freno al asalto.

Como alternativa a las alarmas de seguridad están los sensores. Los sensores de movimiento detectan la presencia de extraños a las afueras del domicilio, tanto extraños como conocidos, y pueden ser una buena solución para alertarnos de que hay intrusos merodeando por la vivienda.

En la actualidad, casi el 50% de los hogares españoles no cuenta con ninguna medida de seguridad avalada por una empresa profesional.

No dejar rastro de la partida

Una fórmula cómoda para evitar robos o para no facilitar la tarea a los ladrones es no ponerles en bandeja su trabajo. Y esto se puede conseguir no confesando a los cuatro vientos que la casa se va a quedar sola.

Así, no debemos revelar información sobre viajes o vacaciones en Navidad, ni tampoco en verano o cualquier época del año. Actualmente, las redes sociales son un instrumento de información para los ladrones. Si estamos constantemente publicando fotos del destino de visita, esto da pistas a los ladrones de que la vivienda está vacía.

Revelar información no se remite exclusivamente a las redes sociales, tampoco hay que compartir detalles de los viajes que personas que no sean del círculo más estrecho de confianza.

La vivienda, que parezca que está habitada

Las vacaciones son una temporada muy familiar, no debemos renunciar a pasar unos días en familia para proteger la vivienda. En primer lugar, porque esto no asegura que no se vayan a producir robos, pues cada vez son más comunes los robos con familiares en la vivienda.

Pero en caso de tener que abandonar la vivienda, es aconsejable pedirle a algún vecino que recoja el correo y vacíe el buzón de publicidad, no bajar del todo las persianas y, si es posible, instalar sistemas domóticos que permitan encender y apagar las luces automáticamente.

Por supuesto, no debemos dejar nada valioso en la vivienda o muy al alcance de los ladrones.