Un domingo de elecciones en Andalucía y durante un viaje hacia Sevilla a través de una determinada plataforma de transporte compartido, surgió el tema electoral casi al instante.

Antonio fue el primero en hablar de política, nacido en Dos Hermanas, tuvo que emigrar hacia el levante donde terminó trabajando en el sector textil durante toda su vida. Durante la tertulia, se notaba su hartazgo hacia el PSOE de Susana Díaz y afirmaba “ahora parece que la mitad de la población reniega de la bandera”. El conductor, guardia civil, asentía convencido las opiniones de Antonio.

El siguiente tema de conversación en aparecer durante el trayecto fueron los sucesos que están ocurriendo en toda Francia a causa del movimiento ‘’chalecos amarillos’’. En cuanto al movimiento, tanto Antonio como el conductor elogiaban la valentía de los franceses a la hora de defender sus derechos ante la subida en los precios de los combustibles propuesta por el presidente francés.

Seguramente, en un primer momento muchos no dudarían en señalarlos como “fachas” en el intento de desacreditar su argumentario. No obstante, ¿de verdad hay una izquierda tan inconsciente que piensa que estos sujetos son desdeñables?

No hay duda de que la cuestión nacional y la izquierda en España se divorciaron hace mucho, al igual que tampoco se puede pasar por alto como desde el comienzo de la democracia la izquierda se ve totalmente ajena a esa idea de nación, cuyo monopolio ha pertenecido a la derecha.

¿Acaso hay alguien que piense que estos dos sujetos, extrapolados a miles de personas en España que pueden estar de acuerdo con ellos, no verían con buenos ojos una opción que sepa articular un proyecto nacional de forma clara y creíble, con un proyecto político de izquierdas? ¿Hasta cuándo seguirá la derecha poseyendo el monopolio de la nación?

El contexto es singular, habiendo ganado una mayoría conservadora en Andalucía y ante la irrupción de Vox, contando con 12 escaños y que oferta un ultraconservadurismo nacionalcatólico y rancio, sin lugar a dudas. Por otra parte, en el margen izquierdo se observa una actitud desesperanzada y dubitativa, que no termina de encajar los resultados. Como gota que colma el vaso nos encontramos a la vuelta de la esquina tres elecciones: generales, municipales y europeas.

Presenciamos una extrema derecha que poco a poco va calando con su discurso y una izquierda que no ha sabido motivar a sus votantes. En un ambiente de baja participación electoral, sin duda, muy posiblemente a causa de la desafección general con la gestión socialista en Andalucía, entre otros tantos factores.

Ante esta situación y a raíz del resultado electoral, vemos como en diferentes ciudades andaluzas se van organizando distintos movimientos de carácter ‘’antifascista’’ en donde muchos no dudan utilizar el concepto de fascismo como arma política, con el objetivo de deslegitimar esta creciente opción electoral. A este respecto, ¿se trata de una verdadera estrategia meditada políticamente o es simplemente una huida hacia adelante ante los malos resultados electorales? Más allá del debate en torno a la estrategia a utilizar visualizando esta nueva realidad, lo más acertado sería aceptar con madurez que el proyecto existente no convence a la ciudadanía.

Sin duda, algunos responderán con la clásica superioridad moral de la izquierda en una actitud que roza el absurdo, sin darse cuenta que podrían estar cavando su propia tumba y mientras tanto la extrema derecha seguirá en auge.

Del pozo de la autocrítica sería conveniente sacar algo en claro. Quizá, esta sea la oportunidad de no ‘’ceder’’ las banderas, de apostar por un proyecto aglutinador y con credibilidad de cara a las clases populares. En definitiva, de apostar por una España de cultura y trabajo, como se decía en aquel ‘’ ¿Patriotas ellos? ¡No!’’ escrito por José Díaz.

Por Alberto Rico Martín, Politólogo.

ÚLTIMAS

Hace 10 horas

Coscubiela a Ferreras ante sus preguntas sobre VOX: “Ya sabemos lo que son, por favor no les hagamos más publicidad”

Hace 12 horas

Cortés llama “belleza” a Díaz Ayuso que le corta “Sé político. A partir de aquí hay que ser político”

Hace 16 horas

Ninguna prueba entregada por España de la ‘Fake New’ del autor del libro ‘Fake News’ sobre la injerencia rusa en Cataluña

Hace 17 horas

Hablan de los candidatos exmilitares de VOX que apoyaron a Franco y Ana Rosa nombra al diputado de Podemos Julio Rodríguez

Hace 18 horas

Los seminaristas ultras ‘kikos’ ganan terreno en España ante la sequía de aspirantes a curas

Hace 19 horas

Aznar abre la boca y dice: “Algunos quieren ganar guerras 80 años después”

Hace 20 horas

Encuentran 2.000 millones en ayudas sin justificar pendientes de cobro por la “huelga de brazos caídos” de Susana Díaz

Hace 20 horas

Abascal propone que se pueda tener un arma para evitar “un infierno judicial”

Hace 1 día

El fichaje de C’s Marcos de Quinto sobre el ERE de Coca-Cola: “Si se cerró ese centro algo de culpa tendrán los trabajadores”

Hace 2 días

Mujeres y niñas cobran 11 céntimos a la hora por coser las prendas de las multinacionales occidentales de la moda

Hace 2 días

VOX quiere duplicar el gasto militar de España, como exige Donald Trump

Hace 2 días

Un cura da cocaína a un adicto durante un “ritual de sanación” en un programa de televisión en Brasil

Hace 2 días

Preocupación de dirigentes del PP por las ocurrencias de Pablo Casado: “Nunca se había sido tan cruel”

Hace 2 días

Encuentran con un tiro en la cabeza al forense que afirmó que el fiscal argentino Nisman fue asesinado

Hace 2 días

Exdirigentes de VOX recibieron consignas de ocultar donaciones de empresarios mediante testaferros

Hace 2 días

El Portavoz del Parlamento británico prohíbe una tercera votación sobre el mismo acuerdo del Brexit

Hace 2 días

El Supremo ratifica la prohibición de matar a lanzazos al Toro de la Vega

Hace 3 días

Tiroteo en Utrecht (Países Bajos) deja tres muertos y cinco heridos

Hace 3 días

32 meses sin noticias de un informe urgente sobre las subvenciones multimillonarias a un exconsejero de la Junta

Hace 3 días

Las ‘celebrities’ que estuvieron junto a Abascal en la plaza de toros de Valencia