Comunicados

Las manchas en la piel, acaba con ellas en invierno

Las manchas en la piel, acaba con ellas en invierno

Publicado: 11 de diciembre de 2018 15:35 (GTM+2)

La piel es el órgano más extenso del organismo y el que está sujeto a mayores afecciones provocadas por los agentes externos, como las altas temperaturas, el frío o el viento.

El sol es muy perjudicial para la piel, o mejor dicho, los rayos solares cuando inciden directamente, especialmente en verano. En invierno, cuando las temperaturas son más suaves y los rayos no inciden de manera tan directa, este agente externo es quizás menos peligroso, pero esto no es razón para no protegerse, especialmente si se pasan jornadas en la montaña o en la nieve.

El frío, el gran enemigo de la piel en invierno

A diferencia del verano, donde la incidencia de los rayos de sol es lo que más daño puede causar a la piel, pues las quemaduras pueden llegar a traducirse en desarrollo posterior de cáncer de piel, en invierno el gran enemigo es el frío, que ocasiona deshidratación y descamación.

La deshidratación provoca que aumente la sequedad y que la piel se vuelva más áspera. En ocasiones, esto puede generar grietas, picor, dermatitis y eccemas. Algunas enfermedades de la piel como la psoriasis o la dermatitis atópica pueden aparecer o agravarse con el efecto del frío.

Los otros factores que dañan la piel

Además de las bajas temperaturas, otros factores como el viento, la humedad y los cambios de temperatura pueden generar afecciones en la piel. En el caso del viento, es importarse protegerse de este elemento especialmente en las zonas más expuestas: la cara y las manos, e hidratar las zonas más sensibles a la deshidratación: los labios y el cuello.

Los cambios de temperatura son habituales tanto en invierno como en verano. En ambas estaciones se producen cambios bruscos de temperatura, de 10 o más grados. En invierno, podemos pasar de 21-23 grados en el interior a 10 grados o menos en el exterior. Esto, además de provocar deshidratación, empeora enfermedades relacionadas con trastornos de circulación periférica (diabetes, insuficiencia vascular, diabetes...).

Finalmente, es importante atender también a la higiene, que es un factor relevante en la deshidratación de la piel, por una consecuencia importante: el picor. Para evitar el picor, la solución pasa por no utilizar agua demasiado caliente en la ducha y utilizar jabones dermocosméticos, así como alejarnos de productos tóxicos cuando lavamos los platos o limpiamos.

Los cambios hormonales son también una causa muy común de aparición de manchas, especialmente en mujeres que están embarazadas o que están tomando anticonceptivos. Cuando llega la edad madura y se acerca la menopausia, la aparición de manchas es otro síntoma que delata la entrada en este periodo vital.

Otras prácticas desaconsejables son los malos hábitos de alimentación y el tabaco, que son agentes que hacen que un organismo sea más propenso a desarrollar manchas en la piel. Mantenerse alejados de estas prácticas asegura tener menos posibilidad de sufrir problemas en la piel.

Las precauciones con las manchas en la piel. Todos los factores o agentes externos comentados provocan, principalmente, deshidratación, aunque en el caso del sol el daño puede ser más preocupante, causando lesiones internas.

Sin embargo, existen otras afecciones de la piel que, aunque son menos peligrosas si hablamos de salud, sí generan problemas de autoestima, las manchas de la piel. 

Las manchas de la piel pueden estar causadas por quemaduras solares, procesos de dermatitis, infecciones causadas por hongos, enfermedades como la diabetes o la acumulación de grasa, como ocurre con el acné.

Un tipo especial de manchas en la piel son las que aparecen con color café. Las manchas marrones no son las más extendidas, a no ser que aparezcan desde el nacimiento. Este tipo de manchas, con una forma irregular, pueden ser el síntoma de una neurofibromatosis, un tumor benigno que puede llegar a complicarse evolucionando a cáncer. La neurofibromatosis tiene origen hereditario.

Estas manchas color café pueden aparecer también como síntoma del síndrome Leguis y otros problemas neurológicos. Aunque puedan resultar un poco alarmantes, esmas manchas en la piel de color marrón pueden tener solución. En la web manchasenpiel.com muestran cómo actuar cuando aparece esta patología.

Esta web incluye información completa sobre problemas relacionados con la piel en formato blog, aunque pronto estará disponible también en formato vídeo, en la plataforma Youtube. En la actualidad, el canal está creado pero no hay ningún vídeo disponible hasta el momento.

En caso de que aparezcan manchas en la piel, el primer consejo es visitar a un dermatólogo para dejar claro si se trata de afecciones graves o de patologías que tienen una solución cómoda.

En ocasiones, la edad es un factor que facilita la aparición de estas manchas. En los casos más leves, para devolver brillo y aspecto terso a la piel podemos acudir a remedios caseros que pasan por mascarillas a base de ingredientes naturales o bien la utilización de cremas hidratantes y reparadoras.