Caverna Mediática

Nunca los medios hablaron tanto de Andalucía, tras fomentar a VOX, todos los días

Nunca los medios hablaron tanto de Andalucía, tras fomentar a VOX, todos los días

Publicado: 12 de diciembre de 2018 11:58 (GTM+2)

¿Campaña mediática a favor de VOX? ¿Quién la ordena?

¿Campaña mediática a favor de VOX? ¿Quién la ordena?

Nunca en La Sexta se habló tanto de Andalucía, tampoco lo hicieron los otros grandes medios del IBEX. No se habló durante años de la corrupción, del enchufismo, de las privatizaciones en beneficio de constructoras y multinacionales sanitarias, de los recortes masivos o de su giro a la derecha del reinado de Susana Díaz entre otras muchas cosas.

Aquí ha existido un pozo sin fondo lleno de corruptos que han sido censurados por pactos de silencio bipartidistas que alcanza a medios mercenarios que han recibido durante décadas una millonada de dinero público o que han tenido privilegios y monopolios al son del poder.

Ahora esta prensa está pensando en echar a los becarios que cobran una miseria porque “la paguita” se va a acabar. Han pagado auténticas millonadas a tertulianos y directores de programas para silenciar determinadas cosas y señalar con el dedo lo que los borregos deben mirar.

Pagarán con sus puestos de trabajo y sus sueldos los periodistas de base, y los jóvenes. Las estrellas mediáticas, los directivos con sus multimillonarios sueldos, y los tertulianos, que cobran algunos más de 600 euros al día seguirán rigiendo el discurso. Ese otro derrumbe del régimen también va a ser curioso, muy duro, sobre todo para los más débiles, como siempre.

Ahora sin embargo, desde que la señora Díaz, la que dio 32 golpes dentro de su partido, ha perdido su poder, muchos medios han centrado todo su discurso a la promoción de VOX. No importa que la señora Díaz se cargara su partido y lo obligara a apoyar a Mariano Rajoy. Tampoco los casos multimillonarios de corrupción que han robado el dinero que estaba destinado a los andaluces en situación de desempleo para llevárselo unos pocos o que se lo han gastado en volquetes de putas y cocaína.

Lo que toca es estar todo el puñetero día hablando de este partido de ultraderecha que ha conseguido tan solo el 6% de los votos de los andaluces con derecho a sufragio. Sin analizar que Susana Díaz, que es de derechas, no ha movilizado a un tercio de sus votantes tras aplicar políticas dignas de Esperanza Aguirre, eliminar a los pedristas de sus listas y haber dado un golpe de mano en Ferraz, algo que nada tiene que ver con los procesos democráticos.

La derecha mediática, la del IBEX, que nunca habló de los problemas reales de Andalucía, ni siquiera durante la campaña, ahora traslada este mensaje unificador de que no existen autonomías, no existen los desastres en la gestión de los gobiernos autonómicos, como ha ocurrido por parte de Susana Díaz. Esto no les conviene para armar su discurso.

Su mantra es que todo es culpa de Pedro Sánchez y de la crisis en Cataluña, a base de repetir lemas hasta que entre con sangre. La candidata de derechas del PSOE-A, la "Angela Channing" de la política, no ha tenido ninguna culpa según estos 'analistas'. Para ellos la solución es la llegada de la derecha. Están en eso, en fomentar los extremos y no van a parar.

Ante la inevitable división de la derecha, que podría ser una debilidad aprovechada por la izquierda, la prensa del IBEX prefieren darle alas y el poder a pesar del peligroso discurso de algunos.

No se analiza en profundidad las causas, y en su simpleza de análisis, con tertulianos que están ahí para dar espectáculo más que una reflexión seria, cabrean más a la gente, para fomentar la radicalidad.

Si van a hablar de Andalucía estaría bien que se supiera cuánto dinero ha ido a determinados medios durante décadas. Quizás así se entienda determinadas censuras y silencios. La manipulación mediática no está tan solo en Canal Sur, reside en la 'morterá' de millones que algunos se han llevado calentitos sin darse golpes de pecho.

Los becarios que han sido explotados en estos medios ya están buscando otro curro de mierda en otro sector. Sus dueños seguirán cobrando pastizales y cambiarán el discurso político al mejor postor, ya lo están haciendo. Su reinado debe durar, el de todos, políticos de turno y estrellas mediáticas.

Todavía no se ha analizado en ninguna tertulia de ningún medio, en manos de muchos bancos, lo que se oculta. No habrá Democracia hasta que se acabe con la corrupción mediática, hasta que haya una verdadera competición en igualdad y libertad editorial en todos los medios, fuera del control bancario y político, lejos de los amos del pensamiento, si es que queda algo de eso.