Comunicados

La apuesta decidida por la sostenibilidad en habitabilidad

La apuesta decidida por la sostenibilidad en habitabilidad

Publicado: 13 de diciembre de 2018 15:04 (GTM+2)

Hace unas semanas se publicaba un estudio elaborado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud en España en el que se afirmaba que los jóvenes españoles se ven muy imposibilitados para acceder a una vivienda.

El estudio también incidía en la tardanza de los jóvenes españoles en abandonar el núcleo familiar, pues la media está en los 29,3 años, la sexta más alta de Europa. Estos datos no deben sorprender atendiendo a que el porcentaje de ingresos que los menores de 30 años dedicado al pago de la vivienda, ya sea la opción alquiler o la venta es elevadísimo: el alquiler se come el 88,8% de los ingresos mientras que la compra supera el 60%, cuando lo recomendable es únicamente destinar el 30% de los ingresos.

Aunque atendiendo a los datos la compra de una vivienda puede parecer la opción más recomendable, la realidad es que el mercado inmobiliario lleva varios años registrando subidas de precios, y adquirir una vivienda en propiedad obliga a haber realizado previamente un gran ejercicio de ahorro que es prácticamente imposible para los jóvenes por sus bajos salarios, de modo que deben recurrir casi obligatoriamente al apoyo familiar.

Esta razón es una de las que explica por qué las solicitudes de presupuesto de casas prefabricadas se han multiplicado en los últimos años. Aunque la población joven no es el sector principal, el nicho preferente de estas formas de vivienda, la realidad es que su precio más reducido hace que se conviertan en una posibilidad interesante.

La apuesta por la sostenibilidad en el sector inmobiliario

Aunque la reducción del precio es lo que hace a mucha gente, especialmente población joven, interesarse por este tipo de viviendas, otra razón que impulsa su crecimiento es su potencial de sostenibilidad.

Las viviendas prefabricadas son más "ecológicas" que las tradicionales por varios motivos: rapidez de construcción, diseño modular con el que se generan menos residuos y, en algunos casos, como las casas de madera, la posibilidad de volver a reforestar zonas o plantaciones de madera en los lugares de las que se extrae.

En cuanto a la venta de casas prefabricadas de maderaeste es un buen artículo sobre casas prefabricadas en Sevilla. En este post obtenemos información relevante sobre empresas de casas prefabricadas en Sevilla.

La madera es el material estrella para construir este tipo de viviendas, aunque también existen las de acero, hormigón y PVC. Su reducido precio las convierten en una opción interesante como opciones de segunda residencia y es que, según varios portales del sector, el coste del metro cuadrado ronda entre los 600 y los 900 euros, mientras que las viviendas convencionales superan ampliamente los 1.000 euros. Una vivienda prefabricada de 60 metros cuadrados puede tener un precio de unos 50.000 euros, mientras que una convencional superará ampliamente los 70.000 euros posiblemente.

La sostenibilidad en la decoración

La cuestión de la sostenibilidad no solo ha llegado a la vivienda y al sector inmobiliario, sino también a todo lo que rodea a esta industria. Así, la población es cada vez más consciente de la necesidad de consumir recursos naturales de una manera eficiente y racional, pues vivimos en un planeta finito.

Un aspecto que cuida mucha gente es la decoración, y especialmente el sector de la iluminación. Desde las instituciones llevan años advirtiéndonos de la necesidad de adquirir luminarias más eficientes y menos contaminantes. Hasta tal punto es así que desde hace años está prohibida la venta de bombillas incandescentes y ocurre lo mismo con las bombillas halógenas.

La opción preferente de los consumidores, y la más recomendable es, por tanto, acudir a la iluminación led, que es la que ofrece mayor durabilidad y menos emisiones contaminantes, aunque también genera residuos. Además, las luces led son más eficientes energéticamente, necesitando menos energía eléctrica para iluminar estancias.

La contrapartida es que su precio es más elevado que el de, por ejemplo, las luces halógenas, aunque lo cierto es que en poco tiempo esa diferencia de precio se amortiza.

Para estar al día del sector, en la web Koalacomponents podemos comprar portalámparas online al mejor precio. Se trata de un portal de venta de porta lámparas y repuestos de iluminación en el que encontrar las mejores portalamparas del mercado y un amplio material relacionado con la iluminación.

Incorporar la ecología en la decoración

La idea principal para hacer una vivienda más sostenible consiste básicamente en incorporar la ecología en el día a día, y una buena forma es acudiendo a una de las máximas principales de esta ciencia: la regla de las 3R.

La regla de las 3R es aquella que aboga por consumir recursos naturales, pero hacerlo de manera racional, es decir, en primer lugar reducir el consumo a aquello que sea únicamente indispensable; la segunda R es la de reutilizar, y esta práctica aboga por darle una segunda vida útil a los productos que ya han dejado de resultar útiles para su primer cometido; finalmente, la tercera R es la de reciclar, y es precisamente la tercera porque no todos los materiales son reciclables, o al menos en su totalidad.

Una forma de introducir la regla de las 3R en la vivienda para hacer la decoración más sostenible es mediante las manualidades. En la web Conideade.com encontramos material para manualidades: objetos de papel, de pintura, goma EVA y un largo etcétera de productos con los que hacer nuestros propios objetos en casa.

Interesarse por las manualidades para la decoración es, así mismo, una buena idea porque en ella pueden participar todos los miembros de la familia, y hacer llegar a los más pequeños la necesidad de incorporar hábitos de sostenibilidad en el día a día. En la web de Catay hay disponibles decenas de objetos decorativos para la vivienda así como múltiples objetos de moda, para mejorar la imagen personal.

La sostenibilidad es un valor cada vez más presente en nuestro día a día, y en urbanismo y el sector inmobiliario es imprescindible, pues son sectores que hacen un uso excesivo de los recursos naturales.