Comunicados

Los secretos de la caza de jabalí con perros

Los secretos de la caza de jabalí con perros

Publicado: 3 de enero de 2019 11:40 (GTM+2)

El jabalí es uno de los animales salvajes que más estragos causan a agricultores y ganaderos en buena parte de España. Este familiar cercano del cerdo doméstico es una de las cien especies exóticas invasoras más dañinas e invasoras de todo el mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Esta especie se considera invasora en Oceanía y Norteamérica, pues son los lugares en los que ha sido introducido por el ser humano, si bien originariamente, el jabalí es una especie con distribución euroasiática.

En España, este cerdo salvaje está presente en toda la geografía nacional y su capacidad de adaptarse a todo tipo de hábitats es una de las razones que explica su extensa distribución. Lo único que necesita esta especia para sobrevivir es disponer de una mínima cobertura de territorio y alimento. De naturaleza omnívora, en España todavía existe mucho desconocimiento sobre el daño que puede ocasionar este animal al equilibrio de los ecosistemas y la ganadería si no se controla su población.

La caza del jabalí con perros es una actividad sometida a controles administrativos y periodos de vea, que está regulada, los canes se utilizan durante las monterías y no es una actividad peligrosa para la fauna ni para los intereses humanos, al contrario, es un modo de garantizar la estabilidad del ecosistema y beneficiar los intereses ambientales y económicos.

En España, cada comunidad autónoma aprueba un calendario de veda, tiempo durante el cual es posible cazar jabalíes mediante diferentes medios. En Andalucía, por ejemplo, el jabalí en 2018 se puede cazar desde el 12 de agosto hasta el 10 de febrero del 2019 en cotos de caza mayor siguiendo la modalidad de aguardo nocturno.

Esta especie está considerada en el mundo de la caza como pieza de caza mayor, al igual que el ciervo, el gamo y el muflón.

Aunque la caza de jabalí es posible durante buena parte del año con perros de caza, la mejor época para intentarlo es el invierno, especialmente en las zonas de montaña, donde su población es mayor, ya que al estar cubierto de nieve el terreno, resulta más fácil ubicar e identificar al animal. Los jabalís, tal y como indican en la web https://perrosdecaza.online/tipos-de-caza/caza-de-jabali/suelen cazarse en batidas de perros. Es un animal inteligente y muy tozudo, pero al tiempo rencoroso, valiente, desconfiado y muy peligroso.

Aunque en España la caza de jabalí es una práctica ancestral y muy regulada, hasta el punto de que existen competiciones a nivel regional que premian los mejores trofeos, esta actividad es realmente un espectáculo en Estonia, donde la caza está permitida todo el año y los ejemplares son de un gran tamaño.

¿Cuáles son las modalidades de caza de jabalí?

Existen tres métodos para cazar jabalíes: la caza al acecho, la caza en esperas nocturnas y la caza con perros.

La primera de ellas es habitual en áreas esteparias: comederos y campos de trigo. El cazador debe acercarse de manera sigilosa hasta el animal para dispararle. La caza al acecho tiene una duración recomendada de cuatro noches y tres días y el periodo más recomendable es durante el verano.

Una segunda fórmula para cazar estos animales es mediante esperas nocturnas, como comentábamos anteriormente en el calendario de caza de Andalucía. El tiempo de cacería es el mismo que en el caso anterior. En Estonia, este tipo de caza se puede practicar durante todo el año pero el periodo más aconsejable es desde el verano hasta finales de invierno.

Un modo de aumentar las posibilidades de éxito es combinar la caza en acecho con la caza con perro. La caza con perro es el último modo de cazar jabalíes. Para esta práctica se utilizan perros de razas nórdicas que rastrean al animal, lo localizan y advierten a los cazadores de la presencia de estos animales. El mejor momento para cazar jabalíes con batidas de perros es entre octubre y febrero.

Para iniciarse en esta actividad, además de contar con todos los permisos y licencias necesarias, es importante llevar ropa apropiada, enseres como cuchillos para dar muerte al jabalí si es necesario, no olvidar un botiquín de primeros auxilios, ya que los jabalíes son muy violentos y aumentan su peligrosidad en caso de estar dañado y no llevar ropa que huela, puesto que estos animales tienen un olfato muy poderoso y al detectar presencia humana huyen del lugar.