Andalucía

La Comisión Europea denuncia a España por no proteger el humedal de Doñana

La Comisión Europea denuncia a España por no proteger el humedal de Doñana

Publicado: 24 de enero de 2019 19:07 (GTM+2)

Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía

Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía

La Comisión Europea ha denunciado a España ante el Tribunal de Justicia de Justicia de la Unión Europea (TUE) por no proteger con las medidas adecuadas las masas de agua subterráneas que alimentan el humedal del Parque Nacional de Doñana, ni  tampoco haber actuado para evitar el deterioro de los hábitats protegidos en estos humedales.

Las autoridades comunitarias han explicado que estos dos hechos suponen una vulneración de la legislación europea sobre agua y en materia de protección de la naturaleza, respectivamente. Este proceso de infracción se abrió en 204, y es ahora cuando Bruselas ha decidido llevarlo ante la Justicia ante la posibilidad de que la situación "se deteriore aún más".

La Comisión Europea destaca que los humedales de Doñana "se encuentran entre los mayores de Europa" y albergan una "gran diversidad" de ecosistemas y especies de fauna y flora, incluidas especies en peligro de extinción como el águila imperial, el lince ibérico o la tortuga mora. También ha subrayado que Doñana forma parte de la ruta migratoria de millones de aves europeas debido a su "situación estratégica".

El Gobierno saliente de la Junta de Andalucía, que presidía la "socialista" Susana Díaz, siempre destacó en sus discursos estar comprometido con la protección de este parque nacional. La expresidenta llegó a dar su discurso de fin de año desde este entorno natural en plena polémica por la autorización de construcción de un depósito de gas natural en la zona.

El procedimiento que nos ocupa arrancó tras una denuncia de WWF España el 5 de abril de 2010, en la que se alertaba de la extracción abusiva e insostenible de agua en el entorno de Doñana con destino al cultivo intensivo de fresas, informa la ONG. WWF España ha mapeado y denunciado durante años la existencia de más de 1.000 pozos ilegales y más de 3.000 hectáreas de cultivos ilegales de fresas y frutos rojos. Además, gracias al seguimiento regular mediante análisis de imágenes por satélite, WWF España ha demostrado recientemente cómo la superficie de cultivos ilegales y la proliferación de nuevas balsas y pozos ha vuelto a crecer ante la falta de control y la impunidad con que se expande la agricultura ilegal en el entorno de Doñana.