Internacional

Uganda también da una lección a España y prohíbe las apuestas deportivas protegiendo a sus menores

Uganda también da una lección a España y prohíbe las apuestas deportivas protegiendo a sus menores

Publicado: 1 de febrero de 2019 08:26 (GTM+2)

Niño ugandeses

Niño ugandeses

Tras la lección dada por los legisladores belgas a los españoles prohibiendo los anuncios de apuestas deportivas en las retransmisiones deportivas, la República de Uganda nos ha dejado en evidencia al expulsar a las compañías extranjeras.

Aunque Rajoy dijo: “España no es Uganda” nuestros diputados no se están dando mucha prisa en regular el negocio tradicional y lavadero de dinero negro de la mafia durante décadas.

El presidente del país africano, Yoweri Museveni, ha ordenado que no se renueven ni se den nuevas licencias para las casas de apuestas deportivas según ha informado David Bahati, ministro de Estado de Finanzas para la Planificación.

“Hemos recibido una directiva del presidente Museveni para detener las licencias de apuestas deportivas, juegos y casas de juegos. De ahora en adelante, ninguna nueva compañía recibirá una licencia y no se renovarán las existentes cuando caduquen. (…) Se están multiplicando como setas por todas partes", anunció durante una misa Bahati mientras representaba en el acto al presidente.

La medida, que supondrá la pérdida de 11,9 millones de euros para Uganda y que podría extenderse a las apuestas online, es tomada porque las casas de apuestas están distrayendo a los jóvenes del trabajo.

Las casas de apuestas extranjeras son el objetivo de la normativa ya que se están llevando sus beneficios fuera de Uganda según el Gobierno.

"No estamos prohibiendo el juego. Lo que estamos diciendo es que esta actividad debería limitarse sólo a ugandeses", declaró al Daily Monitor. “Hemos descubierto que buena parte de nuestro dinero está siendo exportado a través de esas apuestas" remarcó el ministro de Finanzas, Matia Kasaija, añadiendo que las apuestas tienen poco valor para la economía.

Samuel Mutekanga, representante de Betway en Kampala, la capital, afirmó: “Es un peligro para nuestra inversión”.

En mayo de 2017 el Gobierno ugandés tomo medidas para restringir el acceso de los menores a los locales de apuestas y subió subió los impuestos a las empresas de esta industria e introdujo nuevas tasas para los premios ganados. El 77% de los ugandeses son menores de 30 años.