Internacional

Una congresista demuestra cómo EEUU no es una democracia sino una plutocracia, donde mandan los ricos

Una congresista demuestra cómo EEUU no es una democracia sino una plutocracia, donde mandan los ricos

Publicado: 14 de febrero de 2019 09:03 (GTM+2)

Alexandria Ocasio-Cortez

Alexandria Ocasio-Cortez

Ciertos políticos y periodistas ultraliberales ponen a menudo a EEUU como ejemplo de Democracia en el mundo, pero si uno se adentra a los sistemas de elección en este país, y a la influencia que tiene el dinero en la acción política, podría llegar a la conclusión que en realidad es una Plutocracia, donde el poder está en manos de los más ricos.

Un vídeo (subtitulado en castellano) de una congresista realizando una serie de preguntas demuestra cómo Estados Unidos, la mayor potencia del mundo, no es en realidad una Democracia sino una Plutocracia, donde los políticos pueden estar comprados o ser parte de las grandes corporaciones.

La congresista demócrata de origen hispano Alexandria Ocasio-Cortez desnudó el sistema político corrupto estadounidense con un sencillo juego de preguntas y respuestas durante una sesión de control parlamentaria.

La representante explica en su vídeo que unas empresas petroleras, por ejemplo, pueden dar dinero para la campaña de un senador o un congresista y que este legisle posteriormente sobre el sector petrolífero. No solo eso, el representante elegido y financiado por las petroleras puede además ser propietario de una empresa petrolera o acciones en una de ellas y seguir recibiendo dinero para su campaña y legislando posteriormente.

Este congresista puede llegar a ser presidente de los EEUU y decidir invadir un país que tenga petróleo y conceder, mediante un gobierno títere, la explotación de las reservas de crudo del país invadido a las petroleras que le financiaron su campaña para ser presidente.

No hay restricciones al respecto, ni para los senadores, ni mucho menos para el presidente, que tiene un poder inmenso en Estados Unidos.

Estas desregulación o falta de controles explicarían muchas guerras, golpes de estado y decisiones políticas que afectan a millones de personas en todo el mundo.

En EEUU, 3 personas tienen la misma riqueza que 160.000 millones estadounidenses, la mitad de la población del país.

El propio presidente actual, Donald Trump, es un magnate desde hace décadas siendo esto algo positivo para la mayoría de los estadounidenses porque demuestra, según ellos, que es un ganador y sabe hacer las cosas.

Este es el vídeo que publicado en Youtube: