Andalucía

Explotación y humillación a trabajadoras en Almería, tan solo dos minutos al baño, si no sellas te echan

Explotación y humillación a trabajadoras en Almería, tan solo dos minutos al baño, si no sellas te echan

Publicado: 20 de febrero de 2019 12:02 (GTM+2)

Una grabación publicada en las redes sociales ha demostrado la explotación laboral que sufren los trabajadores, sobre todo trabajadoras, que manipulan alimentos en un centro de trabajo en Almería.

A gritos, y con un tono intimidatorio, una jefa amenaza con el despido a aquellas personas que se ausenten para ir al cuarto de baño sin “sellar”.

Si no sellas, te vas “ a casa inmediatamente” dice la gerente que ha sido grabada con un móvil mientras se dirigía a los trabajadores.

Paco Cabello, Portavoz Territorial en SAT Granada, ha difundido este audio en Facebook:

Esto es la mierda de respeto que se tiene a las trabajadoras de los almacenes de manipulado.

Slået op af Paco Cabello i Lørdag den 16. februar 2019

"Esto es la mierda de respeto que se tiene a las trabajadoras de los almacenes de manipulado" escribe junto al vídeo, presuntamente grabado en una empresa envasadora de Almería.

Las imágenes no aportan nada pero el audio es muy significativo. Una mujer grita de forma vejatoria, advirtiendo de que cuando se vaya al baño, que solo podrán ir dos o tres minutos en cuatro horas, se debe sellar. Si no lo hacen, serán despedidas de forma fulminante.

Esta amenaza, ha indignado a los usuarios de las redes sociales que han reclamado a la inspección de trabajo que tome cartas en el asunto, ante este caso de “esclavismo”.

A pesar de la riqueza que produce la provincia de Almería, sobre todo por la exportación de verduras cultivadas en invernaderos, las malas condiciones laborales de los trabajadores han quedado al descubierto con chavolas para los jornaleros o la muerte de un trabajador, que estuvo de cuerpo presente durante horas, en la línea de producción.

Las trabajadoras de las plantas de envase de Almería son unas 20.000 mujeres que sufren situaciones de absoluta precariedad y humillación, con vulneraciones del convenio, faltas de respeto y de la dignidad a miles de mujeres de distintas nacionalidades que, en muchos casos, tienen que estar de pie más horas de lo regulado en jornadas que superan los dos turnos

Estas son algunas de las reacciones de los usuarios en las redes sociales: