Para aquel que no lo tenga claro le advierto de que esto es un artículo de opinión.

Un sindicato es un elemento esencial para la democracia y la defensa del derecho de los trabajadores. La historia de UGT es un enorme orgullo en este sentido pero hay algunos que han usado la organización para otros fines de los que tiene como objetivo.

Dos altos cargos de UGT-Andalucía, al parecer con el visto bueno de Carmen Castilla, su Secretaria General, han llevado a cabo acciones de presión a ciertos medios de comunicación, especialmente contra periodistas independientes, que no reciben dinero de ningún gobierno, a través de redes sociales, algo habitual de ciertos integrantes del sindicato hermanado con la organización PSOE-A de Susana Díaz.

En este caso han ido contra el periodista Pepe Fernández, de confidencialandaluz.com, medio al que consideramos hermano desde Digital Sevilla.

Las críticas en las redes son parte del oficio, pero si altos cargos de ciertas organizaciones entran en el juego es más intimidatorio.

Raúl García Romo y Fernando Morillo García, secretarios de Relaciones Institucionales y de Comunicación respectivamente de UGT-A, podrían haber manchado el buen nombre del legendario sindicato fundado por Pablo Iglesias Posse con denuncias sin razón motivada.

No han podido documentarse para justificar los actos presuntamente delictivos que dicen se han realizado contra la defensa de los trabajadores.

Estas dos personas, que deberían de controlarse cuando van a escribir algo en Twitter para no insultar o hacer el ridículo, han pedido amparo a la Asociación de Prensa de Sevilla.

Al parecer, retuitear dos artículos de El Mundo, uno de Digital Sevilla y otro de Voz Populi, no es una conducta aceptable para Morillo, un auténtico influencer, y alto cargo del sindicato.

El periodismo en Andalucía no es del todo libre, como evidentemente también ocurre en el resto de España. Por un lado, por la compra de voluntades que han hecho determinados gobiernos a medios de comunicación, dando su paguita multimillonaria en forma de publicidad institucional. Estas prebendas han vuelto a muchos periodistas y directores de medios adictos a la paguita, tanto que, si se la retiraban, quebrarían sus empresas. Por tanto muchos han notado a la vez el placer de recibir muchísimo dinero y miedo de perderlo.

Aquellos que hemos rechazado esa paguita o simplemente periodistas que mantienen su libertad de expresión y de información recogida por la Constitución, hemos sufrido y sufriremos presiones de determinados partidos e instituciones. No es plato de buen gusto, pero es lo que hay por parte de algunos poderosos que a veces actúan más como una película del Chicago de los años 30.

Si un sindicato hace ilegalidades o derrocha el dinero de los andaluces, el periodismo tiene el deber de denunciarlo, y no por eso somos fachas los periodistas que lo contamos. Precisamente a los que nos consideramos de izquierdas, nos duele que gente que se dice obrera y de izquierdas, utilice ciertos mecanismos para enriquecerse o para realizar algún tipo de irregularidad.

El caso de las facturas falsas o de los cursos de formación, no son una invención de cuatro periodistas malvados, son hechos que están siendo o han sido juzgados por los tribunales.

Si ha llegado un gobierno de derechas es algo jodido con lo que tendremos que apechugar los que sí somos de izquierdas. Estaremos muy vigilantes ante cualquier ilegalidad o recorte que afecte a la población, especialmente a los más desfavorecidos, pero es lo que han decidido con su voto los andaluces.

Si ciertas organizaciones o responsables de dichos entes no hubieran actuado como bandas de cuatreros o como la mafia, repartiendo dinero y trabajo al que estaba de su lado o tenía cierto carné, quizás nunca hubiera ganado la derecha.

Ahora puede ser que algunos jefazos sindicalistas, que quizás no han visto un pico y una pala en mucho tiempo, se pongan nerviosos por el cambio de gobierno. Pero eso no es culpa del periodismo libre, sino por el voto en libertad y secreto de los andaluces.

La gente se quedó en casa porque se propuso una candidata muy mala que había dado un golpe, el número 32 dentro de su partido, para colocar a Rajoy, algo poco democrático y de izquierdas a mi entender.

Si ahora va a salir más mierda, se va a proteger a los funcionarios que denuncian y que han sido acosados durante años, o no se van a apartar a los magistrados que descubrieron tramas corruptas, ese no es nuestro problema. El problema es de los que cometen delitos, no debería ser para quien retuitea o publica un artículo contándolo.

Ahora llegan funcionarios de la Administración del Estado. No tienen vínculos con partidos ni sindicatos, ni tienen cuñados que se forran con empresas que contrata la Junta.

Algunos de ellos han denunciado casos de corrupción y saben de lo que hablan. No dudarán en perseguir el fraude. Aquí, en la comunidad con más paro de España y casi de Europa, algunos han usado el dinero de los parados para forrarse, y eso es tela de chungo, muy chungo.

Tendrán que devolver el dinero que la Junta que gobernaba cierta amiga de Rajoy no pedía con premura, tendrán que devolverlo porque no es suyo. Así lo ha dictado un juez.

Así que dejarse de perseguir periodistas por supuestamente manchar el nombre de un partido o un sindicato y vigilaros entre vosotros a ver qué hacéis con el dinero de los andaluces.

Trabajar, por si alguno no lo recuerda, es muy jodido, y más bajo presión. Dejen de perseguir a Pepe Fernández y miren si hay corrupción en sus organizaciones.

Por cierto, esta es la respuesta de la Asociación de Prensa de Sevilla a la petición de amparo de Fernando Morillo García contra Pepe Fernández:

(Algunos la han liado un poco parda contra un periodista independiente y de carrera intachable)

 

"Sevilla, 18 de febrero de 2019

Estimado Sr. Morillo.

En respuesta a su solicitud de amparo a la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS), de fecha 1 de febrero de 2019, por lo que considera “una campaña de desprestigio en su periódico digital ‘Confidencial Andaluz’, y en las redes sociales, que el periodista, que ejerce en Sevilla, conocido como Pepe Fernández, está llevando a cabo contra el sindicato UGT Andalucía, y contra su secretaria general, Carmen Castilla”; y en respuesta a su petición de apoyo de la APS “para que defienda la honorabilidad de ese sindicato y de su máxima responsable”, le comunico lo siguiente:

La Comisión de Ética de la Asociación de la Prensa de Sevilla, y esta presidencia, una vez estudiado su escrito de solicitud de amparo y la documentación que aporta, considera que no procede el amparo que solicita y acuerda por unanimidad rechazarlo en todos sus aspectos. En cuanto a la defensa de la honorabilidad del sindicato UGT y de su máximo responsable es algo que la APS nunca ha cuestionado.

En su documentación aporta dos artículos de opinión del periodista Pepe Fernández (uno de su blog personal, del 27 de noviembre de 2013, y otro de Voz Populi, del 17 de diciembre de 2018); cuatro tuits del mismo periodista en la red social Twitter, en los que retuitea artículos o informaciones publicadas en distintos medios de comunicación, y del que solo es autor de uno de ellos (dos en El Mundo, uno en digitalsevilla.com y otro en vozpopuli.com); y otros dos tuits con un hilo de conversación que no adjunta.

Del análisis de estos documentos, y sin entrar a valorar el contenido de las informaciones ajenas de otros medios que reproduce en Twitter, en ningún caso puede concluirse, como usted afirma en su escrito de petición de amparo, que el periodista Pepe Fernández “esté llevando a cabo una campaña de desprestigio contra el sindicato UGT Andalucía y contra su secretaria general”, que “esté usando las peores formas del mal periodismo”, y que tenga una “animadversión manifiesta contra UGT desde 2013, atacando con saña”.

La Comisión de Ética de la APS y esta presidencia consideran que Pepe Fernández, como periodista y ciudadano, en medios de comunicación y en la red social Twitter, ha ejercido plenamente su derecho a la libertad de información, de opinión y de expresión, que es un derecho constitucional y que la APS defiende como irrenunciable de toda persona. Los artículos de opinión, cómo no, también entran dentro de la libertad de prensa. No obstante, si usted y su sindicato estiman, como afirma en su escrito de amparo, que el periodista ha dañado “el prestigio, la reputación y la imagen” de “su organización centenaria”, siempre tiene la opción de acudir a los tribunales ordinarios de justicia.

Una vez rechazada su solicitud, la Comisión de Ética de la APS y esta presidencia consideran que su petición de amparo, tanto en forma como en fondo, por su redacción y contenido, supone un ataque directo a la libertad de información y de expresión del periodista Pepe Fernández. De las expresiones y acusaciones de su escrito, que enmarcamos en el derecho que usted lógicamente tiene a la libertad de expresión, se desprenden una manifiesta intencionalidad de desprestigiar y amedrentar al citado periodista.

Es más, en su solicitud de amparo, intencionadamente o no, aporta una documentación parcial al eliminar el hilo de la conversación de los tuits en Twitter. En ese hilo se puede comprobar cómo el secretario de Relaciones Institucionales de UGT Andalucía, Raúl García Romo, ataca, cuestiona y critica de manera despectiva al periodista Pepe Fernández, tanto en lo profesional como en lo personal.

La APS reitera su firme defensa de la libertad de información y de expresión, defensa de la que deben dar ejemplo todas las instituciones y organizaciones, y sus responsables.

Atentamente,

Rafael Rodríguez
Presidente de la Asociación de la Prensa de Sevilla"

Artículos de confidencialandaluz.com que narran lo sucedido:

Ugetistas al borde del ataque de nervios

La APS rechaza la solicitud de amparo de Fernando Morillo y UGT-Andalucía

Más sobre Libertad de expresión

ÚLTIMAS

Hace 12 horas

El guiño de la Reina Letizia a Amancio Ortega con el que deja claro qué españoles son los que le importan

Hace 13 horas

La Puebla de Cazalla y la Universidad de Sevilla acuerdan el desarrollar proyectos conjuntos para el crecimiento económico

Hace 13 horas

La juez Núñez rechaza investigar los "enchufes" de la fundación que pagó 32.000 euros en puticlubs

Hace 15 horas

Nicolás Maduro anuncia una "inversión inmediata" en productos Huawei ante el boicot de EEUU

Hace 16 horas

Organizan en Brasil un desfile de niños en adopción ante padres interesados

Hace 17 horas

Matan a una perra sana en EEUU para enterrarla con su dueña cumpliendo su testamento

Hace 17 horas

Un famoso deportista le espetó "eres un cocainómano" a Felisuco, miembro de Ciudadanos

Hace 19 horas

George R. R. Martin pone fecha límite para la publicación del nuevo libro de Juego de Tronos

Hace 19 horas

Huawei revela nuevos detalles de su nuevo sistema que remplazará a Android y Windows

Hace 1 día

Rusia denuncia que Guaidó ha contactado con el Ejército de EEUU para derrocar al Gobierno legítimo de Venezuela

Hace 1 día

Albert Rivera será 'presentado en sociedad' en la boda de un señor conocido como Melendi

Hace 1 día

El Gobierno de Botsuana levanta la prohibición de matar elefantes vigente desde 2014

Hace 2 días

Soldados españoles ocultan su rostro por miedo a represalias al hablar de la comida en los cuarteles a Chicote

Hace 2 días

¿Conseguirá Soraya Rodríguez ganar 8.757 euros en Bruselas esquivando los 1.500 de su puesto en un pueblo de Valladolid?

Hace 2 días

Un lumbreras inventa una cama infernal que te catapulta contra la pared tras sonar el despertador

Hace 2 días

Pablo Ibar se libra de la pena de muerte y es condenado a cadena perpetua

Hace 2 días

La sustituta de Villacís en el debate la lía parda en Twitter con su póster de Lenin

Hace 2 días

Monasterio afirma que en Madrid se habla a los niños de "zoofilia" y se les invita a "probar nuevas prácticas sexuales"

Hace 3 días

Roger Waters denuncia el silencio mediático tras la revelación de informes que desmontan los ataques químicos en Siria

Hace 3 días

Grecia exige a Reino Unido que devuelva las esculturas del Partenón que les fueron robadas