Internacional

India y Pakistán, dos potencias nucleares al borde de la guerra tras los últimos ataques aéreos

India y Pakistán, dos potencias nucleares al borde de la guerra tras los últimos ataques aéreos

Publicado: 27 de febrero de 2019 12:06 (GTM+2)

Maj Gen Asif Ghafoor, portavoz de las Fuerzas Armadas pakistaníes, ha informado durante una rueda de prensa en Islamabad que Pakistán ha mostrado “moderación” al derribar dos aviones de la Fuerza Aérea india el miércoles y ha remarcado que su país no quiere la guerra pero ha advertido d que están preparados para “tomar represalias” si la India viola su de nuevo su territorio.

“Nuestras acciones de hoy fueron realizadas puramente en defensa propia. No debe haber victoria ni retórica de guerra, ya que creemos que la guerra no es la respuesta y deseamos vivir en paz” ha destacado Ghafoor.

"Hemos enviado un mensaje a la India de que, a pesar de tener la capacidad de actuar, hemos mostrado moderación. Nuestro objetivo es defender a nuestra madre patria y, al mismo tiempo, garantizar que no se produzca una provocación innecesaria para continuar una escalada", ha destacado el portavoz.

El pasado miércoles, Nueva Delhi denunció que al menos tres aviones de guerra pakistaníes cruzaron la Línea de Control hacia la zona de Cachemira administrada por la India.

Shah Mahmood Qureshi, ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, ha confirmado que su país ha realizado un bombardeo aéreo en Cachemira. Además, ha asegurado que estas acciones de la Fuerza Aérea pakistaní en Cachemira se han llevado a cabo con el fin de demostrar la capacidad de defensa de Pakistán.

El martes, aviones de la Fuerza Aérea india atacaron “campamentos terroristas” en Pakistán siendo el primer ataque aéreo en casi cinco décadas. Doce aviones Mirage 2000 bombardearon “el campo de entrenamiento más grande de Balakot” de Jaish-e-Mohammad, el grupo terrorista que atentó contra el convoy policial el pasado 14 de febrero matando en Cachemira a decenas de muertos.

India acusó a Pakistán de no hacer nada los ataques inminentes que estos terroristas iban a realizar en Cachemira y por eso justificó el bombardeo de las instalaciones de entrenamiento de los milicianos.