Internacional

Un activista negro consigue ser el líder de un partido neonazi de EEUU

Un activista negro consigue ser el líder de un partido neonazi de EEUU

Publicado: 4 de marzo de 2019 11:34 (GTM+2)

James Hart Stern

James Hart Stern

El mundo al revés. El activista de raza negra James Hart Stern, de 54 años, es el nuevo presidente del NSM, Movimiento Nacional Socialista, uno de los mayores grupos antisemitas y racistas de EEUU.

El partido fue creado en 1970 y reivindica las doctrinas de Adolf Hitler. Desde el año 2000 es una de las organizaciones neonazis más importantes de los Estados Unidos.

Jeff Schoep, antiguo líder del partido supremacista, sorprendió a sus seguidores al ceder la presidencia a Hart, según informa la ONG Southern Poverty Law Center, que combate la pobreza y critica los movimientos supremacistas blancos.

Esta organización ha calificado al NSM como uno de los “grupos abiertamente hitlerianos” más extendidos del país. De hecho ha presentado una denuncia ante un juez acusando al partido que ahora lidera de conspirar para cometer actos violentos durante las protestas que tuvieron lugar en Charlottesville, el 12 de agosto de 2017 y que terminaron con el asesinato de la mujer Heather Heyer, atropellada por un supremacista blanco, James Fields.

James Hart Stern publicó en Twitter el pasado 1 de marzo:

“Estaré haciendo la declaración más escalofriante sobre la raza desde el caso de la Quema de Mississippi en 1964”, aseguró en referencia a los asesinatos de activistas pro-derechos civiles de los negros que tuvieron lugar ese año.

Sorprende que James Hart, reverendo protestante, líder de una organización progresista e internacional que lucha por el cambio social y defensor de los derechos civiles de los negros, sea ahora el líder de este partido supremacista. De hecho Hart se hizo famoso por disolver uno de los grupos del Ku Klux Klan (KKK).

En la cárcel, donde cumplió una condena de 5 años, el activista negro tuvo de compañero de celda con un gran mago del Ku Klux Klan, Edgar Ray Killen.
Tras salir de prisión, el neonazi Killen le firmó un poder notarial que le hacía dueño de los derechos sobre unas tierras. Posteriormente, el propio Hart, utilizó el poder para disolver en 2016 el núcleo del KKK al que pertenecía el supremacista.

Según apunta la BBC, Stern ya está trabajando para liquidar la organización desde dentro. Ha solicitado el cambio de domicilio y de representantes legales del grupo.