El sabor de la tradición tiene nombre propio; los hornos de Pereruela

Eladio Tamayo Fonseca - 5 de marzo de 2019

Tras unos años donde la cocina moderna lo ha engullido todo, donde se ha cambiado el sabor más genuino y auténtico por productos procesados y elaborados sin pasión ni amor, que solo necesitan de un 1 minuto en el microondas, parece que el mundo por fin ha despertado de este sueño caótico donde no se le concedía, ni el espacio ni el tiempo suficiente, a algo tan importante como la alimentación.

El dicho; “somos lo que comemos” ha tomado más fuerza que nunca, reconociendo que la debilidad y las numerosas enfermedades que hoy sufre occidente tienen aquí su origen.

Como decimos, la población está despertando de este sueño, o más bien pesadilla, y da un paso atrás buscando la calidad y los sabores tradicionales de una cocina mucho más sana, sabrosa y nutritiva, que huye de edulcorantes y colorantes para reemplazar la elaboración a fuego lento.

Por eso, comprar horno de leña (consulta en el enlace que te acabamos de dejar reseñado sobre la venta de horno de leña y los hornos de leña precios) vuelve a ser tendencia y a recuperar su protagonismo en la cocina.

No hace muchos años, el horno de leña era una pieza clave en las casas rurales. Estos se hacían de piedra o adobe, y tenían forma circular u ovalada, contando con una bóveda curva para facilitar la correcta circulación del aire caliente. Para calentarlos, se prendían en su interior ramas de llama viva y de combustión rápida hasta que la piedra se tornaba de un color blanco muy característico.

Los orígenes de los hornos de leña

En este artículo queremos hablar de las ventajas que nos aportan los hornos de leña a la hora de cocinar, pero antes nos gustaría remontarnos a sus orígenes, pues el saber no ocupa lugar y es muy interesante conocer un poco acerca de los elementos cotidianos que nos rodean y que representan activos tan importantes para la salud.

Los primeros hornos se encuentran hace más de 5.000 años, en la cultura egipcia y babilónica. Consistían en una de tapa de adobe que tenía forma de campana y que permitía que lo alimentos se hiciesen tanto por arriba como por abajo. En otras culturas, se usaban hornos abiertos, para lo que se hacía un hueco que se forraba con piedras calientes, cubriendo finalmente los alimentos con vegetación.

La Alfarería Pereruela

Hoy en día, los mejores hornos de leña se construyen con un material altamente refractario, como es el barro, que tiene un gran poder calorífico y ofrece una extraordinaria resistencia a los cambios de temperatura. La Alfarería Pereruela es, desde hace siglos, todo un referente que sigue hoy en día realizando las mejores lozas de barro para hornos de leña, como es el caso de la empresa familiar; Alfarería Duero.

Son hornos que se pueden colocar tanto en el interior como en el exterior, y ofrecen una gran variedad de tamaños, entre los 60cm y 120cm (medida exterior del cascarón de barro refractario), para que encuentren su utilidad tanto para uso particular como profesional, en restaurantes o pizzerías.

Cinco ventajas de cocinar en un horno de leña

Y ahora sí, vamos a ver las ventajas para que te decidas por esta forma de cocinar tan tradicional y auténtica.

En primer lugar, tenemos que destacar el ahorro de energía, pues está construido con materiales especiales que hacen que se retenga el calor durante muchas horas. Además, el gasto que conlleva es menor que el consumo de gas o electricidad de otros tipos de hornos.

En segundo lugar, queremos aprovechar este artículo para resaltar que los sabores que se consiguen al cocinar en un horno de leña son inigualables. Podrás elaborar pan, tartas, pizzas, galletas, biscochos, por no hablar de las magníficas carnes asadas o sabrosos pescados que conseguirás con este método de cocción.

En tercer lugar, los hornos de leña ensucian menos, pues al tener la propia base de horno como base de cocción, no necesitarás elementos indispensables como en otro tipo de hornos, como son las rejillas o las bandejas.

En cuarto lugar, destacar que este modo de cocinar es mucho más saludable, así que, si eres de los que quieren cuidarse y comer sano, el horno de leña es tu mejor aliado, ya que podemos cocinar los alimentos con menos grasa, pero consiguiendo que los platos sean más jugosos porque su método de cocción es suave y homogéneo.

En quinto y último lugar, pero no por ellos menos importante en los tiempos en que vivimos, es que usar el horno de leña reduce el impacto medioambiental, ya que disminuye la contaminación por CO2, un punto realmente a tener en cuenta en un mundo donde las ciudades están tan contaminadas.

Así que, por todas estas ventajas, además de por tradición y sabor, si tienes la posibilidad de tener un horno de leña, podrás optar por un verdadero tesoro culinario.  ¿No es fascinante poder disfrutar de un horno de leña en compañía de la familia o amigos? Disfruta de un día de invierno o una velada al calor de un horno de leña y sabrás de lo que estamos hablando.

© 2016-2020 Digital Sevilla. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.