Internacional

En Yemen se casan a niñas de hasta 3 años para que la familia pueda sobrevivir al hambre

En Yemen se casan a niñas de hasta 3 años para que la familia pueda sobrevivir al hambre

Publicado: 7 de marzo de 2019 10:19 (GTM+2)

Los medios no hablan de un genocidio alimentario, además del bélico, que se está realizando desde hace años en Yemen por parte de Arabia Saudita.

La matanza por hambre en Yemen obliga las familias a obligar a sus hijas menores a casarse porque los padres consideran que el precio que se paga por la dote de las menores "es la única manera" de sobrevivir.

Muhsin Siddiquey, director de Oxfam en Yemen, organización internacional que lucha contra la pobreza,, ha detallado a RT:

"Ellas pueden traer una dote, y eso puede proteger a toda la familia y a otros miembros de la misma" afirmó Siddiquey que añadió que unos “10 millones están al borde de la hambruna” en Yemen.
En el país árabe, tras cuatro años de guerra, apareció “la peor crisis de cólera del siglo”.

El responsable de la ONG asegura que “si no se proporciona asistencia humanitaria a tiempo" y se asegura el suministro de comida y agua, la matanza podría ser aún mayor si cabe y añade que este suministro “no funciona incluso por un día”.

Un informe de Oxfam refleja que incluso se ha llegado a casar a una niña de 3 años para que sus padres pudieran comprar comida.

En Yemen, las niñas, no están obligadas a consumar el matrimonio hasta los 11 años, pero mientras tanto deben trabajar en el hogar de su esposo.

Aunque estos horribles matrimonios machistas son habituales en Yemen, la situación se ha vuelto aún más desesperada al vender la boda de una niña de 3 años para poder comer.

Según informes de Naciones Unidas que no están en las portadas de los medios, unos 360.000 niños sufren de desnutrición severa y luchan por su vida cada día. Además, se estima que más de 80.000 menores de cinco años han muerto de hambre, y cada día 8 niños fallecen o resultan heridos en las zonas de conflicto.

Makiah al-Aslami, médico principal de una clínica de desnutrición yemení en la ciudad de Aslam, controlada por hutíes, ya ha empezado en febrero a tratar a más de 40 mujeres embarazadas con desnutrición severa. "Entonces, en los próximos meses, vamos a tener 43 niños con bajo peso", añadió el médico.

Asimismo, denunció que desde finales del 2018, solo en su clínica se han registrado 14 muertes por hambre. "Es un desastre al borde de la hambruna", lamentó al-Aslami. "La única solución es detener la guerra", zanjó.

Por su parte, Mark Lowcock, coordinador humanitario de Naciones Unidas, ha denunciado que 24 millones de personas en Yemen, el 80% de la población, necesita ayuda y que el país árabe sufre la peor crisis humanitaria de nuestro tiempo a pesar del silencio informativo.

La coalición liderada por la dictadura saudí intervino militarmente en la guerra civil de Yemen desde 2015 en apoyo de una de las facciones y está bombardeando a civiles.

Actualmente Yemen sufre una grave crisis humanitaria por el bloqueo por parte de Arabia Saudita, aliado de Israel, Reino Unido y EEUU, del puerto yemení de Al Hudeida, clave para la entrada de ayuda humanitaria al país.