Caverna Mediática

Newtral, la empresa de Ana Pastor, decidirá qué es verdad y qué no lo es para Facebook

Newtral, la empresa de Ana Pastor, decidirá qué es verdad y qué no lo es para Facebook

Publicado: 12 de marzo de 2019 18:03 (GTM+2)

Ana Pastor, dueña de Newtral

Ana Pastor, dueña de Newtral

La sociedad de la periodista Ana Pastor decidirá qué es verdad y qué es mentira para Facebook.

Su empresa, Newtral Media Audiovisual S.L., que poseía al 100% como socia y administradora única cuando la fundó, ha firmado un fructífero acuerdo monetario con la multinacional de Mark Zuckerberg y su criterio decidirá quién cobra de esta red social, cuánto o si le cierran su perfil.

Junto a Newtral estarán, ‘Maldita.es’ y la agencia de noticias AFP, para verificar qué contenido en español dentro de Facebook es cierto.

De esta forma Zuckerberg deja en manos de empresas privadas externas, entre ellas la de la estrella mediática de La Sexta, la revisión de la veracidad del contenido publicado en la red social.

Según explica la multinacional en un comunicado, la red que promueve la verificación no partidista, International Fact-Checking Network, se encargará de fijar ‘la verdad’.

Newtral fue fundada por Ana Pastor en octubre de 2017 para realizar programas en La Sexta en solitario rompiendo con Globomedia.

La empresa de Ana Pastor, junto a las otras dos empresas privadas, decidirán qué contenido es nocivo para el discurso público.

Los usuarios de Facebook o la misma red social denunciarán informaciones y estas tres sociedades investigarán, también lo podrán hacer de oficio.

Si ellos deciden que una noticia es falsa, se disminuirá su visibilidad bajando en la sección de noticias. Algo que según Facebook: “reduce su distribución, detiene la propagación de bulos y limita el número de personas que lo ven”.

Se puede reducir sus ingresos y su difusión un 80%. Penalizarán a su vez a las páginas y periódicos digitales que ellos decidan que publican desinformación.

La plataforma, como ya ha hecho a su criterio, eliminará cuentas y noticias que transgredan sus normas o políticas de publicidad. El usuario que vaya a leer una noticia calificada de falsa por este tribunal privado, será advertido de que el contenido está categorizado como ‘fake new’.

Esperamos que se investigue lo publicado sobre las guerras de Siria o Libia tanto en La Sexta, así como en otros medios del mainstream.

Al no ser un organismo público y depender simplemente del dinero privado, puede que alguien se pregunte: ¿Quién vigila al que vigila?

(Curiosamente, días después de escribir este artículo, fuimos eliminados de Facebook cortando nuestros escasos ingresos en más de un 60%. Más periodismo, suponemos)