Internacional

El cardenal George Pell condenado solo a 6 años de cárcel en vez de los 50 años posibles por abusar de niños

El cardenal George Pell condenado solo a 6 años de cárcel en vez de los 50 años posibles por abusar de niños

Publicado: 13 de marzo de 2019 08:28 (GTM+2)

George Pell

George Pell

Condenan a seis años de cárcel al ex número 3 del Vaticano, el cardenal australiano George Pell, de 77 años, por agredir sexualmente a dos niños del coro en una catedral de Melbourne.

Un tribunal de Australia ha decidido que Pell tenga que cumplir tres años y ocho meses de condena antes de optar a la libertad condicional según detalla la cadena de televisión australiana ABC News.

Peter Kidd, el magistrado principal, ha descrito cómo Pell realizó un “ataque sexual descarado y forzado contra las víctimas”, dos niño del coro en la sacristía de la catedral de San Patricio.

"Los actos fueron sexualmente gráficos, ambas víctimas estaban visiblemente angustiadas durante la ofensa. (…) Hubo una clara relación de confianza con las víctimas y usted rompió esa confianza y abusó de su posición para facilitar esta ofensa", ha afirmado el juez.

Su abuso sexual tuvo un “impacto significativo y duradero” en el bienestar de una de sus víctimas a quien se ha referido como "J".

"J ha experimentado una serie de emociones negativas con las que ha luchado durante muchos años desde que ocurrió la ofensa. Lo ha tenido difícil debido a los problemas de confianza y ansiedad", ha señalado.

La segunda de las víctimas del cardenal, identificada como "R", murió de una sobredosis de heroína en 2014 y nunca informó sobre el abuso. El padre de R ha declarado estar decepcionado por la sentencia de Pell a través de una declaración emitida por su abogada, Lisa Flynn.

"Nuestro cliente está decepcionado con la corta condena y ha expresado su tristeza por lo que cree que es inadecuado para el crimen", ha aseverado Flynn.

Pell, responsable de Finanzas del Vaticano y exasesor del Papa Francisco, fue hallado culpable de cinco delitos sexuales cometidos hace más de dos décadas contra niños de trece años. Cada una de las cinco ofensas suponía un máximo de 10 años de cárcel.

De esta forma, George Pell se convierte en el más alto cargo de la Iglesia en ser condenado por delitos sexuales contra niños. Pell nunca confesó sus delitos y se declaró inocente.