Internacional

China invierte y desarrolla África tras siglos de explotación occidental

China invierte y desarrolla África tras siglos de explotación occidental

Publicado: 14 de marzo de 2019 10:41 (GTM+2)

Xi Jinping y Theresa May

Xi Jinping y Theresa May

China está enseñando al mundo como se pueden firmar acuerdos de colaboración económica con países africanos sin explotarlos, como ha hecho Occidente durante siglos.

La explotación de la impresionante riqueza en recursos del continente africano ha sido llevada a cabo principalmente por Reino Unido y Francia, junto a otros países europeos, durante siglos. A este 'saqueo' se unió EEUU, sobre todo a partir de 1945.

Las colonias británicas, francesas o belgas pasaron a un proceso de neocolonización cuando los países africanos se independizaron tras la Segunda Guerra Mundial. Tanto Francia como Reino Unido, privados nominalmente de sus imperios, junto a otros países de Occidente, siguieron sacando de África sus recursos pero con otros métodos.

Surgieron de repente numerosos golpes de Estado, con dictadores títeres, guerras civiles interminables, con grupos rebeldes modernamente armados, que controlaban las ricas zonas mineras.

Occidente ha seguido explotando los recursos de África sin que esto haya repercutido casi en la mejora de las condiciones de la población africana.

Un ejemplo de lo ocurrido es Yibuti, antigua colonia francesa y país del Cuerno de África, que acaba de ser visitado por Emmanuel Macron, presidente de Francia. Hacía 20 años que ningún presidente francés iba allí pero es que ahora China está entrando con fuerza en la zona y parece que le han entrado las prisas a Macron.

Ya lo dijo la presidenta del Comité para Asuntos Exteriores del Parlamento francés, Marielle de Sarnez, era urgente y necesario reforzar la presencia económica, cultural y militar de Francia en Yibuti.

Ismail Omar Guelleh, presidente de Yibuti, criticó la visita del presidente galo diciendo que los franceses habían abandonado el país hacía tiempo y que hoy en día invierten muy poco dinero en él.
Wang Yiwei, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de la República Popular China, ha recordado a Sputnik que en 1844 Francia construyó en Yibuti un puerto para que sus barcos de guerra pudieran atracar y que, desde entonces, el país africano "es uno de los más pobres del mundo con una esperanza de vida de 39 años".

Sin embargo la llegada de China está transformando para bien a Yibuti convirtiéndolo en una zona de libre comercio.

El gigante asiático ha instalado una base militar junto a la de EEUU y la de Francia, ha modernizado la red ferroviaria que conectaba Yibuti con Kenia a través de Etiopía, construida en los tiempos de la dominación francesa. Pekín ha modernizado sus puertos, la infraestructura hotelera y por tanto el sector turístico.

Tras la visita del ministro de Exteriores de la república africana a Pekín, China podría estar brindando apoyo financiero y económico a cambio de poder reforzar su presencia militar en la zona.
Etiopía, a donde Macron también irá estos días, ya fue destino a principios de enero del ministro de Exteriores chino, Wang Yi tras su visita en 2017.

Según afirma Nikolái Sherbakov, del Centro de Investigación sobre África del Instituto de Historia Mundial de la Academia de Ciencias de Rusia: “Ante esta situación, a los franceses les resulta imposible competir con China. No le pueden disputar ni la capacidad de acción ni la reputación de la que gozan los chinos en la región”.