Comunicados

El injerto capilar, la solución a la alopecia que se ha convertido en tendencia

El injerto capilar, la solución a la alopecia que se ha convertido en tendencia

Publicado: 18 de marzo de 2019 13:35 (GTM+2)

Llegada una cierta edad, la pérdida de pelo empieza a ser una de las mayores preocupaciones, especialmente en la población masculina. Este camino a la calvicie que hasta no hace mucho era irreversible, ahora tiene remedio gracias al injerto capilar.

La alopecia afecta a casi la mitad de los hombres españoles

El injerto capilar es una opción que cada vez más personas eligen para poner remedio a la pérdida de pelo, si bien es importante aclarar que esta solución no supone poner freno a la caída del cabello.

En primer lugar, es importante saber qué es el injerto capilar y en qué consiste este tratamiento. El injerto capilar, también llamado folicular, es el proceso por el que se trasplanta cabello de otras zonas de la cabeza, como la nuca, donde la genética no suele actuar, para implantarla en las zonas afectadas por la alopecia.

La alopecia es una patología que hace que una gran parte de los varones pierdan el cabello. Se calcula que en España afecta a más del 40 por ciento de los hombres, y casi un 60 por ciento tiene una predisposición genética a padecerla.

En los últimos años, Turquía se ha convertido en uno de los destinos de moda entre aquellos que quieren recuperar su pelo y volver a lucirlo. Esto es debido a que en este país se ofrece unos precios muy económicos para ello.

Sin embargo, en España han comenzado a despuntar muchos centros y clínicas especializadas en el injerto capilar y trasplante de pelo. También hay muchas que organizan el viaje a Turquía. En Madrid, sin ir más lejos, es posible encontrar agencias que organizan este viaje para que la operación se pueda hacer a un precio más competitivo.

El peligro del injerto capilar low cost

Como decíamos anteriormente, viajar hasta Turquía para someterse a un injerto capilar es algo que muchos españoles han hecho en los últimos años. Sin embargo, los expertos advierten que no es oro todo lo que reluce.

Uno de los peligros que conlleva practicarse un injerto capilar en este país es que muchas veces las condiciones no son las más adecuadas. Hacerlo sin acudir a una agencia especializada que organice el viaje y el proceso puede tener unas consecuencias negativas que, a la larga, pueden salir bastante caras.

Esto es porque se trata de una operación estética que es muy delicada, ya que implica no solo la intervención en sí, sino hacer un seguimiento de cómo van los resultados. Por esta razón, es importante acudir a una empresa especializada en injerto capilar que ofrezca todas las garantías a aquellos que deciden emprender viaje para someterse a esta operación.

Barcelona es una de las ciudades en las que ha proliferado la oferta de centros de implante e injerto capilar. Un ejemplo es Injercap Sanantur, una empresa especializada en este tipo de tratamientos que, además, organiza viajes a Turquía con todas las garantías.

De este modo, aquellos que quieren someterse a este tipo de operación, solo tienen que acudir a esta empresa y ellos se encargan de todos los trámites y gestiones en referencia al viaje a Turquía.

El objetivo de empresas de este tipo es mejorar los tiempos de estancia de la persona en el país en el que se va a someter a la intervención. De este modo, se evitan molestias y gastos superfluos, ya que la mayoría de las pruebas previas se realizan en España.

Así, la persona que va a someterse a la operación solo tiene que viajar para hacer la propia intervención. Además, la persona puede ir acompañada de familiares, aunque si acude sola también sentirá el respaldo de la agencia.

Otra de las cuestiones importantes es el idioma. Para ello ofrecen la opción de llevar un intérprete, de modo que la persona se sienta más amparada y no tenga problemas de comunicación durante su estancia allí.

¿Cómo funciona un centro de diagnóstico?

Pero, ¿cómo funciona esto? En primer lugar, el paciente es atendido en uno de los centros de diagnóstico que tiene la empresa, con sucursales en varias ciudades. Otra de ellas es Sevilla, donde también realizan el diagnóstico para el injerto capilar.

En estos centros de diagnóstico, un especialista en alopecia e injerto capilar determina cuál es el tratamiento que se ha de llevar a cabo. Para ello realiza las pruebas que son pertinentes y, a partir de ahí, se empieza a organizar todo para que el paciente pueda viajar a Turquía.

Uno de los malestares que suele surgir entre las personas que van a someterse a esta operación es saber cuál será el equipo médico que le va a atender. Esta empresa, por ejemplo, ofrece información sobre cómo y dónde se va a alojar la persona, y podrá conocer de antemano a los médicos que le van a atender.

Esto es fundamental para poder tener la certeza de que se va a operar con todas las garantías, ya que es una forma de asegurar la profesionalidad de los médicos que van a atender a la persona durante su estancia en este país. Esto es algo que los pacientes valoran especialmente.

Otra de las ventajas que tiene viajar con una empresa especializada en organizar este tipo de viajes sanitarios es que también gestionan todo lo referente al alojamiento y estancia del cliente. Este suele quedarse en hoteles de alta gama, de entre 4 y 5 estrellas, lo que hace que su recuperación sea más cómoda.

Esto dependerá del pack que elija cada uno, pues hay desde los más básicos hasta otros que incluyen incluso un tour por los puntos turísticos más importantes. Por lo tanto, es una oportunidad además de conocer un país que cuenta con tantos atractivos culturales.

En fin, el injerto capilar se ha convertido en la mejor solución para combatir la calvicie. Gracias al avance de la tecnología y la investigación, la pérdida del cabello no es algo irreversible, sino que es posible recuperarlo con esta técnica.