Andalucía

Encuentran 2.000 millones en ayudas sin justificar pendientes de cobro por la "huelga de brazos caídos" de Susana Díaz

Encuentran 2.000 millones en ayudas sin justificar pendientes de cobro por la "huelga de brazos caídos" de Susana Díaz

Publicado: 20 de marzo de 2019 09:05 (GTM+2)

Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía

Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía

Según detalla el Gobierno de la Junta de Andalucía, cada día se pierde medio millón de euros porque prescriben expedientes de ayudas que no fueron justificadas correctamente y deberían haber sido devueltas.

Según la administración que preside Juanma Moreno, la gestión de Susana Díaz no actuó para que se pudiera recuperar ese dinero público y por ello ha anunciado medidas para intentar evitar que se pierdan 176 millones durante el 2019.

Según el Gobierno andaluz hay cerca de 2.000 millones de euros que deberían ser devueltos por instituciones y empresas pero lamenta que 900 millones son de ejercicios anteriores en 2015 seguramente ya se han perdido por prescripción. Los otros 962 millones son todavía recuperables según el nuevo ejecutivo por lo que van a priorizar agilizar la tramitación de los expedientes para que no prescriban.

Acusan al gobierno de Susana Díaz de no actuar a tiempo para reclamar las justificaciones, especialmente en materia de formación, donde la justicia investiga un posible desvío multimillonario de dinero de los andaluces. La Junta de Susana Díaz paralizó la formación durante 5 años para los parados de Andalucía, que lidera el paro en Europa, por culpa del caos que había en la gestión de las ayudas millonarias perdiendo 800 millones de euros los andaluces para los cursos formativos de trabajadores y desempleados.

Dentro del pufo multimillonario también están las ayudas ilegales del fondo de reptiles que financió los ERE irregulares. Junto a estas incluyen los 41,7 millones en ayudas a UGT-A que se encuentran pendientes de reintegro.

Según el gobierno de la Junta, la gestión de Susana Díaz practicó una “huelga de brazos caídos” que ha permitido que se pierdan fondos públicos de todos los andaluces.