Comunicados

El aceite, que sea de buena calidad

El aceite, que sea de buena calidad

Publicado: 2 de abril de 2019 10:18 (GTM+2)

El aceite es uno de los ingredientes más importantes en nuestra cocina, ya sea porque podemos disfrutar mejor de una dieta mediterránea con este aceite, lo utilicemos a modo de complemento o bien para cocinar toda clase de platos, el aceite tiene mucha presencia en nuestra mesa. Al tratarse de un producto tan importante, tanto como base, como complemento, es importante que sea de buena calidad para cuidar nuestra salud y la de los que más queremos. Por este motivo, aceites como el aceite de oliva virgen extra Amarga y Pica proceden de una mezcla de cultivos de calidad, seleccionando aquellas olivas de la cosecha que puedan producir ese toque tan característico del aceite, que amargue y pique un poquito.

Este aceite de oliva procede de Granada, en Andalucía, y consigue llevar el mejor aceite del sur a tu mesa. Esta oliva, procedente del mejor olivar granadino, se puede comprar en lotes individuales o en un Amarga y Pica de 6 unidades  para que nunca te falte en la cocina.

¿Qué tiene que tener un aceite de oliva de buena calidad?

Como hemos dicho antes, un buen aceite de oliva tiene que amargar y picar un poco. Gracias a esto, consigue ese sabor especial en las ensaladas, haciendo que el tomate o la lechuga sepa mucho mejor.

Otro de los aspectos que suele darse en un aceite de oliva de primera calidad, es que cuente con un sabor bastante intenso. Gracias a este sabor intenso, se potenciará en buena medida la cocina, haciendo que nuestros platos sepan mejor. Mucho más allá de cocinar con el mismo, podemos aplicar un chorrito de aceite de oliva virgen sobre nuestras carnes o pescados, para potenciar también el sabor de los mismos y conseguir ese toque por el que tanto se nos conoce en todos los lugares del mundo.

Beneficios del aceite de oliva para la salud

El aceite de oliva cuenta con importantes beneficios para la salud. De esta forma, además de proporcionarnos un sabor intenso, cuenta con la ventaja de que es bueno de cara a prevenir enfermedades cardiovasculares, reduciendo los niveles de colesterol malo y aumentando, por el contrario, los niveles de colesterol bueno.

Por otro lado, el aceite de oliva favorece la digestión, por lo que, si vamos a realizar una comida copiosa, echar un chorrito de aceite de oliva a la misma, además de ayudarnos a conseguir un mejor sabor, nos ayudará a la hora de digerir los alimentos. Por otro lado, y teniendo en cuenta este aspecto de la digestión, el aceite de oliva cuenta con un suave efecto laxante por lo que evitará el estreñimiento, además de ayudarnos en la absorción de los nutrientes.

Por último, cuenta con potentes antioxidantes gracias a su vitamina E, por lo que nos podremos mantener mucho más jóvenes gracias a su consumo. En definitiva, el aceite de oliva de calidad es un ingrediente que no debe de faltar nunca en nuestra cocina, por todo lo que aporta a la misma.