Comunicados

El turismo rural, cada vez más importante en Andalucía

El turismo rural, cada vez más importante en Andalucía

Publicado: 3 de abril de 2019 10:58 (GTM+2)

Andalucía es una comunidad autónoma donde el turismo nos ha permitido salir de la crisis y donde provincias como Málaga reciben miles de turistas británicos y del norte de Europa para disfrutar del sol, de las playas y de un clima benigno todo el año. Otros lugares como Granada, Córdoba o Sevilla también tienen en el turismo una fuente de ingresos muy importante, y es que son ciudades con monumentos que atraen a cientos de miles de personas cada año.

Son muchas las diferentes variedades turísticas que en conjunto hacen de Andalucía una de las comunidades más turísticas de España, pero si alguna que en los últimos años haya experimentado un crecimiento por encima de la media es sin duda el turismo rural. Las casas rurales y alojamientos rurales son cada vez más numerosos, y es que si antes la demanda de casas rurales se concentraba en el otoño y el invierno, ahora las casas rurales reciben turistas durante todo el año.

Esto hace que los alojamientos sean cada vez más rentables y muchos propietarios están optando por reconvertir su casa en la sierra en casas rurales. El turismo rural crece año tras año de forma sostenida y en la última década la subida ha sido de más de un 40%, ya que la última crisis económica apenas ha afectado a su demanda. Según las cifras de turismo rural del pasado mes de enero (último publicado) en Andalucía ha vuelto a crecer en un 6,57% respecto a las cifras del mismo mes del año anterior.

Un turismo generalizado en todas las provincias

Las casas rurales en Andalucia no solo se han extendido en las provincias de interior sino que es algo que está presente en todo el territorio. La variedad de zonas montañosas y parques naturales de la región ha sido determinante para que haya alojamientos rurales en Andalucia en zonas muy distintas. Las casas rurales en andalucia son muy numerosas en la Sierra de Aracena en Huelva, en la Sierra de Cazorla en Jaén o en la Alpujarra granadina.

Pero sin olvidar otras zonas donde también hay un buen número como la Sierra de Grazalema en Cádiz, la Sierra de las Nieves en Málaga o la Sierra Norte de Sevilla. Y es que prácticamente en cualquier provincia hay zonas donde el turismo rural se siente atraído por el entorno. 

Las casas rurales sevilla son quizás las más demandadas por los andaluces y por otros ciudadanos españoles, y es que los alojamientos rurales en Sevilla se encuentran a pocos kilómetros de la capital y muchos turistas también aprovechan para visitar la ciudad. Las casas rurales en Sevilla suelen estar ubicadas en municipios de la Sierra Norte, que se encuentra muy bien comunicada con la capital y en apenas media hora es posible llegar a la misma.

¿Qué buscan los aficionados al turismo rural?

Los aficionados al turismo rural en nuestra región buscan atractivos que difícilmente se encuentran en otros lugares que no sean espacios montañosos y de bosques. El turismo rural busca sobre todo una experiencia relajante alejada del mundanal ruido de las ciudades en la que poder respirar aire puro de la montaña a la vez que hace visitas a pequeños pueblos de la zona donde han alquilado el alojamiento.

También son muchos los turistas que prefieren el turismo rural en verano frente a la masificación de las costas, y es que hay casas y alojamientos rurales con piscina con la ventaja de unas temperaturas agradables por el efecto de la altura. Estos alojamientos suelen ser más económicos que un hotel en la costa y además es posible viajar con toda la familia. 

Del mismo modo, los turistas que optan por el turismo rural también suelen buscar actividades y experiencias inmersivas en la zona. Las catas de jamón serrano o de vino, talleres de artesanía, senderismo, marcha nórdica, kayak o conocer la repostería local son algunas de las actividades que más éxito tienen entre los turistas y cada zona cuenta con atractivos diferentes.

Como se puede apreciar, el turismo rural es una actividad cada vez más importante en Andalucía y es algo que beneficia a todas las provincias por igual. El auge del número de turistas ha propiciado la apertura de muchos más alojamientos, por lo que se trata de una oferta variada y competitiva.