Caverna Mediática

Periodistas y medios del IBEX trabajan por la desmovilización de la Izquierda

Periodistas y medios del IBEX trabajan por la desmovilización de la Izquierda

Publicado: 21 de abril de 2019 08:36 (GTM+2)

Santiago Abascal, Pablo Casado y Albert Rivera juntos

Santiago Abascal, Pablo Casado y Albert Rivera juntos

Los medios comprados por el ultraliberalismo salvaje y sus esbirros periodistas-tertulianos quieren que la gente de izquierdas no vaya a votar. Están planteando una desmovilización masiva de la Izquierda diciendo en sus encuestas que las tres derechas no suman cuando sí lo van a hacer.

Están movilizados todos, desde los neonazis y franquistas hasta los ultraliberales “modernos” de Albert Rivera. El cancerbero infernal va a sumar y entonces dirán que ha sido una sorpresa de la noche electoral. Estos mercenarios del 'más periodismo', trileros a sueldo, esconden con su movimiento de manos la verdad, que la bolita no se ha movido, que la derecha está ultramovilizada, la izquierda no.

Medios y políticos están trabajando para sus amos embarrando la campaña para que no hablemos de lo que pretenden hacer, vender el país y su gente a los megaricos, más todavía.

En tertulias y debates presuntamente periodísticos, se hablará de tonterías para esconder lo que viene, los planes del Gran Capital: Ciudadanos esclavizados que trabajan para una aplicación anglosajona que reside en un paraíso fiscal y pisos para fondos buitres que montan colonias para forrarse con los turistas mientras la gente se tiene que marchar del centro de nuestros pueblos y ciudades. Eso es lo que hay ya, y quieren más grilletes y más apretados, con la connivencia de sus voceros cobardes y sus medios debidamente comprados.

Mantener la reforma laboral ultraliberal que hicieron e incluso aumentar su daño para que la clase trabajadora y la clase media sigan cayendo en picado mientras los peces gordos siguen aumentando de poder como ha ocurrido de forma radical desde hace ya más de 10 años.

Ese es el debate, y no quieren que se hable de ello. El trabajo y la vivienda digna están reconocidos en la Constitución y de eso no se va a hablar.

Que compren a los estas estrellas televisivas es muy fácil, al fin y al cabo son en su mayoría siervos de quienes les pagan. Que no compren nuestra resistencia, no nos rindamos. No lo hagamos las mujeres y hombres llamados a votar el 28 de abril.

Hay que salir a depositar nuestro voto de izquierdas masivamente y pararlos. Que no pasen. No por falsos debates televisivos que quieren esconder lo que en verdad se juega, sino porque están desarrollando un proyecto económico brutal contra el trabajador y a favor de las grandes corporaciones, la gran banca, que son las que dominan, la casualidad, gran parte de estos medios.

Así que el próximo domingo hay que ir a taparles la boca a esos tertulianos y directores de medios que os cuentan chorradas todos los días y trabajan para sus amos. Hay que salir a parar a los ultraliberales mediáticos, políticos y económicos con nuestros votos.

El que no lo haga será tan culpable como el franquista, el pijo o el neonazi de turno que va a votar al trifachito. Si algún joven de izquierdas está de resaca ese día, que no se quede en casa. Los de derechas irán uniformados a misa y luego a votar.  Así que ya sabes,  te tomas una cerveza para ir contento a votar cantando el 'Bella Ciao' si hace falta, y parar así a la máquina de la esclavitud laboral, a los fondos buitres, a esos políticos y periodistas sonrientes con almas y dientes de acero.